En el viacrucis en la búsqueda de justicia para sus familiares, asesinados en Nicaragua por el régimen de Daniel Ortega, la Asociación Madres de Abril (AMA) hace una parada en Euskadi, España, donde el Gobierno autonómico les otorga un reconocimiento por la lucha que lideran.

Ellas, aprovechan la ocasión para elevar más alto su voz contra la dictadura Ortega- Murillo, por justicia para los 328 asesinados, según la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la libertad de más de 150 personas presas políticas, la libertad de expresión y un voto reflexivo para las próximas votaciones del siete de noviembre.

La organización admite que los comicios de las próximas semanas será la “consolidación de un régimen totalitario”, pero que eso no hará flaquear la lucha que ejercen.

“Nosotras como familiares de personas asesinadas organizadas en AMA, hemos dicho que el proceso de elecciones trasciende. Para nosotras las demandas no son electorales, nuestras demandas van a ser para este Gobierno y para el venidero”, explico Francis Valdivia, presidenta de AMA tras su llegada a Bilbao, donde participará en distintos conversatorios y a la entrega del premio Ignacio Ellacuria 2021.

También puedes leer: Madres de Abril: «Queremos que los culpables paguen»

En Nicaragua no existen condiciones para un proceso electoral legítimo, por ello Roberto Dávila padre de Kevin Dávila una de las víctimas mortales de la represión señala que además, de la búsqueda de justicia por sus familiares, la demanda es también por los presos políticos, por la libertad de expresión y por tranquilidad en la sociedad.

“En sí, el pueblo de Nicaragua no quiere a este gobierno. Se han adueñado del Estado de Nicaragua”, detalló Dávila.

Por su parte Meybelling López, madre de Kevin Dávila, dijo que se sobreponen a los estragos emocionales de la pérdida de su hijo porque están luchando también por “esas madres que están en Nicaragua que están sufriendo doblemente: sufren la pérdida de un hijo, sufren la situación que están viviendo en Nicaragua que no hay trabajo, entonces es una desesperación en Nicaragua».

«Cada día están oprimiendo más al pueblo. No sé qué es lo que pretenden el gobierno, qué espera que haga el pueblo. ¿Quiere que haya una guerra?, está poniendo a la gente contra la pared, que habrá un momento que van a explotar, no hay que comer no hay trabajo, el dolor de la perdida, no hay justicia, no hay democracia. El pueblo de Nicaragua esta presos también”, insistió.

Reconocimiento a mujeres luchadoras

Las familiares de las víctimas de abril, organizadas en AMA y la Articulación Feminista de Nicaragua reciben el reconocimiento Ignacio Ellacuría 2021, que se otorga a aquienes destacan en la denuncia de las violaciones a los derechos humanos y la búsqueda de justicia. Un logro para las organizaciones al representar el eco de sus demandas, pero a la vez con dolor por el contexto en el que lo reciben.

 “Es doloroso este premio que vamos a recibir, porque es por nuestros hijos asesinados, no quisiéramos recibirlo por el sentir de lo sucedido. Sin embargo, reconocemos que tenemos que aceptarlo para que la comunidad internacional se de cuenta que sí el gobierno de Ortega mandó asesinar a nuestros hijos”, aseveró Dávila.

Francis Valdivia lo recibe como “un reconocimiento justo al trabajo que se ha venido realizando», aunque reconoce que «ha sido de la peor manera porque fue a raíz del asesinato de nuestros familiares”.

Además: Madres de Abril persisten en su demanda de más justicia y menos impunidad

Afirma que el compromiso que mantiene viva a esta organización es la denuncia, el poder ocupar todos los espacios posibles para que se conozca la impunidad que reina en Nicaragua.

“El verdadero reconocimiento es cuando Daniel Ortega pague por todos los asesinados, ese es el verdadero reconocimiento, eso es lo que esperamos, nosotros no esperamos premios, nosotros esperamos la justicia”, reiteró Dávila.

 Para las familias de las víctimas mortales de la represión de abril de 2018, la justicia empezará cuando el Frente Sandinista (FSLN) salga del poder sin embargo, este siete de noviembre, Daniel Ortega se presenta por cuarta vez consecutiva como ‘candidato’, de unos comicios cuestionados, a la presidencia de Nicaragua, después de 15 años en el poder.

“Probablemente es ahí donde tengamos paz en nuestro corazón, mientras este él (Daniel Ortega) en el poder y burlándose de nuestros muertos, no hay paz en nuestros corazones” remarcó Dávila.

Te puede interesar: Madres de Abril realizan gira internacional para exigir justicia

Mientras tanto detalla que se intentan sobreponen al dolor de perder a su ser querido, enfrentar los estragos del exilio y luchar contra un régimen atornillado al poder.

Las representantes de AMA y la Articulación Feminista de Nicaragua participaran en una serie de conversatorios con distintos sectores de la sociedad civil de la comunidad autónoma del País Vasco, España.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.