El segundo día de las negociaciones entre el régimen de Daniel Ortega y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia concluyó este jueves sin consenso ni acuerdos entre las partes sobre las reglas que regirán el proceso, informó Carlos Tünnermann. La negociación no ha entrado a temas de fondo y sigue estancada en asuntos metodológicos.

A su salida del INCAE, Tünnermann dijo escuetamente que “estamos a punto de tener el consenso sobre las reglas que van a regir en toda la negociación, no ha sido fácil. Quizás mañana a mediodía se puede tener información concreta”.

A través de su cuenta de Twitter la Alianza Cívica informó que después de concluido este segundo día, “la negociación no ha entrado a temas de fondo. Consideramos crucial que las reglas de la negociación de fondo estén claras y bien acordadas de cara a la adopción y respeto de los posibles acuerdos”.

ORTEGA NO QUIERE GARANTES INTERNACIONALES

En horas de la tarde se conoció que Daniel Ortega no quiere que la Organización de Estados Americanos o cualquier otro organismo internacional participe como mediador y garante en la negociación, como propone la Alianza Cívica.

El proceso se encuentra estancado ante la negativa del régimen que argumenta que “los problemas de los nicaragüenses los debemos resolver nosotros”. La información fue confirmada a Confidencial por participantes de la negociación.

Ayer durante la primera sesión de la negociación las partes aprobaron 9 de 12 puntos propuestos correspondientes a la hoja de ruta y metodología del proceso.

Este jueves los representantes de Ortega y los delegados de la Alianza Cívica iniciaron la jornada debatiendo sobre los tres aspectos que quedaron pendientes, uno de esos puntos tiene que ver con quién mediaría y sería garante del proceso.

La Iglesia, representada por el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio, monseñor Waldemar Sommertag, se opone a la no participación de garantes internacionales.

Si el régimen no acepta garantes internacionales la Alianza consideraría abandonar la negociación ante el incumplimiento de parte de Ortega de la mayoría de acuerdos alcanzados en el diálogo nacional de mayo del año pasado.

Otro de los aspectos que quedó pendiente ayer es el veto que aplicó Ortega al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, quien estaba confirmado como uno de los delegados de la Iglesia para participar en la negociación.

RESPALDO INTERNACIONAL

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se puso a disposición del Estado de Nicaragua para apoyar el proceso de diálogo y la puesta en marcha de los acuerdos que se alcancen en materia de derechos humanos.

El Partido Socialista Obrero Español, que gobierna en España, saludó hoy el restablecimiento de las negociaciones y dijo que es “imprescindible la vuelta de los garantes internacionales al país y la libertad sin restricción de todos los presos y presas políticos”.

El Gobierno de España saludó la reanudación de las negociaciones y el cambio de régimen a presos políticos realizado ayer horas antes del primer encuentro.

“El cambio de régimen penitenciario de un centenar de manifestantes presos decretado por las autoridades nicaragüenses en las últimas horas supone un gesto alentador por parte del Gobierno de Nicaragua en el momento en que retoma el diálogo con la oposición”, señaló el Gobierno español. A la vez confió en que las liberaciones continúen y se hagan extensivas al resto de presos políticos.

HERMÉTICA NEGOCIACIÓN

Los representantes del régimen y la Alianza Cívica aprobaron este miércoles una agenda de nueve puntos, de 12 que fueron propuestos inicialmente, para continuar las negociaciones este jueves. Sin embargo, las partes no han detallado a qué se refieren los puntos aprobados.

La Alianza Cívica informó este jueves que los nueve puntos acordados ayer están relacionados con aspectos prácticos de funcionamiento (mecánica de trabajo) “para que la negociación se pueda dar sobre bases serias y transparentes”.

“Nuestra expectativa es hacer público todos los puntos de negociación tan pronto los tengamos acordados. Reiteramos a toda Nicaragua el mandato con el cual nos sentamos en la mesa de negociación: liberación de los presos políticos y restablecimiento de las libertades; derechos y garantías, establecidos por la Constitución Política; reformas electorales que garanticen unas elecciones justas, libres y transparentes; y justicia”, detalló la Alianza.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.