Tres organizaciones de familiares de presos políticos, sociedad civil organizada, excarcelados políticos y nicaragüenses en el exilio informaron -en conferencia de prensa virtual- que un grupo de reos políticos del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo, en Tipitapa, se encuentran en huelga de hambre como presión para encontrar libertad, pues ahora sus vidas corren un mayor peligro con la pandemia de la COVID-19.

Los opositores detallaron que la huelga de hambre será «gradual» y se empezará desde las galerías 5, 6 y 7 y se irá ampliando a todos los penales de Nicaragua, con el fin de que el «régimen acceda a regresarles su libertad».

Heydy Hurtado, esposa del preso político José Santos Sánchez, leyó un comunicado en el que resaltan el clamor que hacen por sus reos que aseguran son más de 90 y se encuentran «injusto e ilegal, en pésimas condiciones carcelarias y hacinamiento, bajo un trato inhumano y degradante».

Los familiares de los presos políticos explicaron que su incertidumbre por sus reos políticos ha aumentado con la pandemia del coronovirus, pues asegura que sus parientes dentro de las cárceles, al igual que los reos comunes, no tiene una verdadera atención médica.

Los también opositores al régimen Ortega-Murillo señalaron al Estado de Nicaragua de pretender «ocultar, negar o disfrazar» la presencia de la pandemia dentro de las cárceles. No obstante, revelaron que hasta la fecha con el apoyo de los parientes de los reos políticos tienen la «certeza que más del 40 por ciento» de los manifestantes encarcelados padecen o sufren síntomas similares a los del COVID-19. Además denunciaron que en el Penal se les ha complicado que sus parientes reciban alcohol gel, productos de limpieza y mascarillas.

Por lo que, aseguraron que si algo llega a pasarle a los reos políticos responsabilizaban «a la pareja presidencial y los mal llamados directores de los Sistemas Penitenciarios Nacional y de los departamentos, de cualquier riesgo o consecuencia que sufran nuestros familiares y hermanos, todos sus abusos no quedaran en el olvido y lucharemos hasta que la justicia brille y quienes abusaron paguen las consecuencias de sus actos».

Además, advirtieron que continuarán informando de todas las violaciones contra sus parientes y amigos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas (Oacnudh), a la Comunidad Económica Europea y a los gobiernos de América, con el fin de que estos «redoblen sus llamados, voz y presión para obtener la Libertad de los Presos Políticos de Nicaragua».

La propuesta

Los familiares de los más de 90 reos políticos además revelaron que, ante el cansancio y el dolor de tener a sus parientes encerrados injustamente, proponen al régimen Ortega-Murillo «como alternativa inmediata la excarcelación, la aplicación de medidas cautelares alternativas, que les permita regresar a sus hogares y poder enfrentar desde sus casas, acompañados de sus familias, los embates de la pandemia del coronavirus».

Mientras tanto, el país registra un total de 759 casos positivos de COVID-19, 35 muertes y 370 recuperaciones, según la última actualización del Ministerio de Salud de Nicaragua.

La misiva a la que los opositores dieron lectura es suscrita por la Asociación de Víctimas de Abril (AVA), Asociación de Familiares de Presos Políticos (AFPP), Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos de Nicaragua (GREX), Nicaragüenses en el Mundo y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) de Masaya.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.