A la audiencia de juicio oral y público, Edwin Javier Mora Cajina, uno de los autoconvocados detenidos en la Isla de Ometepe, llegó con las “costillas quebradas y bajo amenaza”, denunció la abogada Yonarqui Martínez.

“Él fue víctima semanas atrás de una golpiza, se ha orientado a los presos comunes lo golpeen. La vida de Edwin corre peligro inminente”, advirtió la abogada y activista de derechos humanos.

Junto a Mora Cajina fueron llevados al juzgado Amilcar Cerda Cruz, Juana Estela López Alemán, Edman Jean Carlos Mora Ortiz, Yubrank Abel Mora Romero, Engel Joel López Mora y Justo Emilio Rodríguez López, quienes también están bajo amenaza en el penal.

“Hay un lesionado que es el caso de Edwin, pero todos están siendo amenazados, pero Edwin Mora tiene secuelas de la golpiza que le dieron dentro del penal”, denunció la abogada defensora.

Entre el 19 y 20 de abril pasado, los pobladores de la comunidad de Esquipulas en el municipio de Moyogalpa en la Isla de Ometepe, de donde son originarios los acusados, las fuerzas de la Policía Nacional irrumpieron con violencia y arrestaron a estas personas por el solo hecho de alzar una bandera azul y blanco en conmemoración del segundo aniversario de la “Rebelión de Abril”.

Suspenden juicio

Los isleños fueron acusados por los delitos de tentativa de homicidio, secuestro, lesiones corporales graves, daño agravado y obstrucción de funciones.

Según Martínez, los presos políticos de la Isla de Ometepe fueron llevados a la sala de audiencia para dar ir inicio al juicio oral y público, pero la convocatoria se suspendió a solicitud de la representante del Ministerio Público.

“La Fiscalía dio los alegatos de apertura al igual que las defensas que estamos dentro del juicio, sin embargo, el Ministerio Público pidió la suspensión porque no llevó a ninguno de los testigos falsos que ellos tienen dentro del expediente y se va a continuar el día viernes”, señaló Martínez.

Oacnudh vigilante

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) documentó el caso tomando en cuenta que este fue uno de los incidentes más violentos en los últimos dos meses y solicitó información adicional al Ministerio de Relaciones Exteriores, quien señaló que al menos “ocho agentes de policía habían resultado heridos, así como residentes de la comunidad de Esquipulas que habían sido detenidos, y uno de ellos herido de bala”.

“La Oacnudh también recogió alegaciones de que otros dos detenidos fueron golpeados mientras se encontraban en custodia en la estación de policía de Moyogalpa. Según la información proporcionada por el Ministerio de Relaciones Exteriores, estas personas no fueron sometidas a un examen médico”, puntualiza el más reciente informe de esta oficia de derechos humanos.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.