En los últimos días de agosto, una periodista que solicitó el anónimato, cumpliría un año de laborar para el medio de comunicación escrito más antigüo del país: La Prensa. Diario que actualmente es investigado por supuesta defraudación aduanera y lavado de dinero, según un comunicado emitido por la Policía sandinista el pasado 13 de agosto.

Horas después de iniciado un allanamiento que contó con decenas de agentes policiales y medios de propaganda oficialista, dio cobertura a la acción arbitraria durante la noche del 13 y madrugada del 14 de agosto. La voz entre cortada de en las transmisiones reflejaba su angustia ante un futuro incierto.

“En esa cobertura a mí se me quebraba la voz, pensando en que iba a pasar después de eso, sabiendo que somo muchas personas que trabajamos en la empresa”, recuerda.

Ella no esperaba que la sacudida definitiva del régimen al medio de comunicación fuera tan rápido, después de un día del anuncio de la cancelación de la circulación nacional de la versión impresa del periódico.

“No me lo esperaba que fuera así tan rápido. Cubrí en la noche todo el proceso del allanamiento y me daba nostalgia todo lo que miraba desde afuera; apenas voy a cumplir un año en La Prensa, es una escuela para muchos periodistas que hemos pasado por ella, son 95 años informando a los nicaragüenses. Eso pesa demasiado”, describió en entrevista para La Lupa.

Un golpe fuerte

Tres días después del allanamiento en el edificio del diario La Prensa, el Ministerio Público informó que se le impuso 90 días de arresto judicial al gerente general de este medio de comunicación, Juan Lorenzo Holmann Chamorro, mientras se lleva a cabo la supuesta investigación.

Lee: Policía allana diario La Prensa alegando supuesta “defraudación aduanera y lavado de dinero”

Holmann Chamorro se encuentra detenido desde la madrugada del sábado 14 de agosto. Fue trasladado en su propio vehículo a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocido como “El Chipote”, 15 horas después del allanamiento, supuestamente para firmar unos documentos. No obstante, horas más tardes la Policía, a través de un comunicado, confirmó su detención.

Para la joven periodista la situación de encarcelamiento de Holmann Chamorro “golpea fuerte”, pero tienen la firmeza de continuar con su trabajo.

“Las únicas esperanzas que teníamos como trabajadores era Juan Lorenzo Holmann Chamorro. Él mencionaba que, aunque no circulara el periódico en su versión impresa, el medio iba a continuar informando, pero desde el allanamiento yo sentí mucha incertidumbre”, detalló.

La periodista relata que desde el 13 de agosto empezó a sentirse decaída porque no saben con precisión cual será el futuro inmediato de todo el personal.

“Como yo hay muchas mujeres que están en el área de imprenta, otras que son voceadoras, y eso es más fuerte porque para ellas era la única vía de ingreso en un país que económicamente no está bien. A estas alturas mi hija tiene tres años, eso implica muchos cuidados y gastos, eso yo lo cubría con mi salario y al cerrarse una puerta habrá que ingeniársela y no quedar paralizada ante esta situación”, expresó.

En el diario La Prensa laboraban un promedio de 18 periodistas mujeres ejerciendo diferentes cargos.

Incertidumbre del desempleo

Otra colaboradora de La Prensa, recientemente madre por segunda vez, dijo que en estos momentos lo que se vive son tiempos de incertidumbre y ante las acciones represivas los que peligran son las familias de trabajadores.

“Como colaboradora de La Prensa, lo que puedo decir es que estamos pasando por un momento de incertidumbre porque no sabemos qué es lo que va a pasar, no sabemos si habrá un recorte de personal o un cierre definitivo”, subrayó.

Esta periodista dijo que ante la falta de empleo en el país se pone en riesgo la estabilidad económica de las familias que pueden verse afectadas.

“Tenemos familia a la cual mantener y empleo en este país no hay. Vivimos una crisis económica desde el 2018. Cuando se ataca a La Prensa no solo se ataca a un diario independiente, se ataca a lectores, a cientos de familias”, sentenció.

Como periodista, madre de familia y ciudadana nicaragüense “insta a las autoridades a que analicen bien la situación, van a afectar a muchas familias, a trabajadores que solo nos hemos dedicado a ejercer nuestra profesión, no hemos cometido ningún delito”.

También: Reporteros Sin Fronteras incluyen a Daniel Ortega en lista de “depredadores” de la libertad de prensa

Otra comunicadora que también solicitó el anonimato ante la persecución de la dictadura, demandó al régimen el cese del hostigamiento contra la prensa independiente del país y pide que no se les limite a las familias el poder vivir estables económica y emocionalmente.

“Mi familia está preocupada porque no sabemos si el trabajo continua o no, nuestros salarios complementan los gastos que se pueden cubrir en un hogar”, mencionó.

La madre y profesional asegura que si el régimen continua de esta manera “estaría ahogando al país y miles de familias se verán forzadas a irse en búsqueda de mejor vida”.

Carta abierta de colaboradores

El 16 de agosto más de 200 personas que colaboran en La Prensa enviaron una carta a las autoridades para que aclaren debidamente los hechos y “que se haga justicia ante esta acusación infundada y se considere nuestra situación particular de empleados sin más ingresos que nuestros salarios”.

“Somos más de 200 colaboradores o empleados de La Prensa, agentes distribuidores, voceadores, la mayoría padres y madres de familia que el único ingreso que tenemos para el sostenimiento de nuestros hogares y el sustento de nuestros hijos es el salario que devengamos en esta empresa, el cual se ve amenazado por la falta de materia prima para seguir laborando”, expresaban.

El personal del medio de comunicación dice sentirse angustiados por la situación porque representa una grave amenaza a sus puestos de trabajo.

 “Y, por consiguiente, al sostenimiento de nuestros hogares. Nos espanta la amenaza de perder nuestros empleos y pasar a engrosar las filas del ejército de desempleados y desamparados”, denuncian.

Además, expresaron consternación por la acusación de autoridades del Estado a la Junta Directiva de esta empresa y personalmente a su gerente general Juan Lorenzo Holmann Chamorro, ahora encarcelado “y con quien nos solidarizamos y para quien pedimos libertad”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.