El exilio continúa siendo la opción de centenares de nicaragüenses que no ven solución pronta a los conflictos sociopolíticos, persecución y amenazas por parte del régimen Orteguista. La activista política e integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco, Ivania Álvarez anunció oficialmente su exilio tras más de un mes de hostigamiento por parte de la Policía Nacional y paramilitares.

“He salido con la esperanza de seguir aportando, de poder seguir haciendo mi trabajo desde un lugar más seguro. Vivir con asedio por más de dos años y haber estado en la cárcel no ha sido tan duro como tener que salir de Nicaragua”, dijo Álvarez, sin especificar su lugar de destino.

Se contabilizan en las últimas semanas, al menos una decena de nicaragüenses del ámbito político, periodístico y económico que han salido del país.

Según la activista desde el lugar donde se encuentre continuará su lucha por la defensa de los derechos humanos y la justicia para víctimas de la dictadura en Nicaragua. 

“Lo único que me sostiene es la idea de seguir aportando, de seguir llevando la voz de quienes no pueden hablar, como son los presos, las presas, y de seguir apoyando a sus familiares, que día a día siguen clamando justicia y libertad para ellos/as”, subrayó

A finales del 2019 Álvarez fue presa política y en los últimos dos años ella y su familia han sido sometidos a asedio constante por parte de la Policía y paramilitares. Además, los últimos actos represivos en los que han sido secuestrados más de 20 opositores fueron parte de los elementos que la hicieron tomar la decisión de salir del país.

Más jóvenes al exilio

“Mi nombre es Ángel Gabriel Rocha, tengo 26 años, lastimosamente no sé si voy a estar celebrando mi cumpleaños con mis amistades, porque voy a entregarme a la patrulla fronteriza. Vengo a exiliarme por la persecución política que hay en nuestro país. Mis compañeros de lucha, de organización, están presos”, relató Rocha, miembro activo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

También en el rumbo emprendido por Rocha iba el opositor Ángel Gabriel Gámez, quienes cruzaron la noche del 12 de julio el río Bravo con la intención de entregarse a las autoridades de migración de Estados Unidos y solicitar asilo político.

Dentro de la información que facilitó la Alianza Cívica, los jóvenes participaron en las protestas antigubernamentales de 2018, emprendieron el viaje hace más de 15 días porque el asedio y las amenazas en su contra no se detenían.

Dentro de la lista de personas exiliadas se encuentran el presidente del movimiento político Fuerza Democrático Nicaragüense (FDN), Luis Fley; los periodistas David Quintana, director del medio de comunicación digital Boletín Ecológico; Julio López de Onda Local; Sergio Marín, de la Mesa Redonda; y el periodista Carlos Fernando Chamorro.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.