Como un nuevo método intimidatorio y represivo en contra de quienes son críticos al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, el Ministerio de Salud (Minsa) inició una etapa de citatorias a médicos independientes de Nicaragua, quienes son advertidos sobre a la existencia de la Ley de Ciberdelitos, conocida como “Ley Mordaza” por sus declaraciones sobre el avance de la pandemia de la COVID-19 en Nicaragua.

Los primeros médicos citados para este jueves 22 de julio fueron los doctores José Luis Borgen, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense (UNM), y el especialista en infectología, Carlos Quant, mismos que recibieron la notificación por medio de correo electrónico en la que se expresaba que debían presentarse de “carácter urgente” a las oficinas del Complejo Nacional de Salud (Conchita Palacios).

“Lo que me dijeron básicamente es que en algunas entrevistas estamos dando cosas falsas y que están creando alarma dentro de la población, es prácticamente recordarte que existe la Ley del Ciberdelito y que prácticamente el Minsa emite el mensaje semanal y que esa es la información que se debe manejar”, dijo José Luis Borgen al momento de salir de la citatoria.

Además, reveló que quien lo atendió le señaló que el Minsa “tiene la facultad de ir a revisar tu consultorio, tu clínica y otras cosas que quedaron así en el aire”.

Según el galeno, el régimen de Daniel Ortega, por medio del Minsa está iniciando una etapa en la que se estarán citando a más médicos especialistas que en algún momento han emitido opinión sobre temas determinados y sobre la pandemia de la COVID-19.

Lee: Variantes de COVID-19 circulan silenciosamente en Nicaragua mientras casos siguen aumentando

“La respuesta nuestra siempre es la misma, si el Ministerio de Salud pusiera la información transparente y accesible para todos no habría tanta especulación”, externó.

Borgen fue citado también el pasado 13 de julio ante el Ministerio Público para declarar respecto a una atención médica que brindó a la abogada y opositora María Asunción Moreno Castillo, quien también fue convocada a comparecer ante esta institución, después de haber hecho público su interés de ser una contendiente más de Daniel Ortega en las elecciones del 7 de noviembre.

Ejercer presión sobre médicos

El infectólogo Carlos Quant, quien en el último año ha evaluado el comportamiento de la COVID-19 y la actitud del Ministerio de Salud ante la pandemia, considera que la citatoria se da como una forma de ejercer presión contra los galenos.

El infectólogo añadió que es la primera vez que la dirección del Complejo Nacional de Salud lo llamaba “recuerdo que la última vez que fui habrá sido hace más de 20 años cuando fui a dejar mis papeles, ellos son los que nos dan la licencia para ejercer”.

Al salir de la citatoria el doctor Quant externó a medios de comunicación que el objetivo que tenía el Minsa era advertirles que no diseminaran noticias falsas, a lo que él respondió que ellos “no hacen ese trabajo”.

“Nosotros lo que hacemos es brindar información técnica a la población en el contexto de la pandemia, esto estaba más orientado a decirnos que no hay que andar diciendo informaciones falsas sobre la pandemia en Nicaragua y que el Ministerio de Salud es el que tiene la potestad de informar”, explicó.

El especialista dijo que en ningún momento se le expuso que se le retiraría la licencia para ejercer la profesión en el país, además señaló que la idea de él como médico es ayudar al Ministerio de Salud para que no impacte de sobremanera el problema de la pandemia.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.