Las mujeres de 114 países con bajos y medianos ingresos son las más expuestas a quedar embarazas sin planearlo durante la pandemia del Coronavirus, advierte el Fondo para la Población de la Naciones Unidas (UNFPA) por sus siglas en inglés.

La labor relacionada a la planificación familiar y a la cadena de suministros de los anticonceptivos está siendo interrumpida, lo cual provocará que se agoten en los próximos 6 meses en más de 12 países más pobres.

Se estima que en los tres primeros meses de confinamiento, si los efectos son leves; 13 millones de mujeres no tendrán acceso a los anticonceptivos y habrá unos 325,000 embarazos no planeados.

En el peor de los escenarios, si se extiende a seis meses el confinamiento, traería como consecuencia 7 millones de embarazos no deseados y alrededor 47 millones de mujeres no tendrán acceso a anticonceptivos.

“Se prevé que el cierre de establecimientos sanitarios, la falta de personal médico que preste servicios de planificación familiar, y las dudas de las propias mujeres a la hora de acudir a los centros de salud por miedo a contraer la COVID-19 afecten al acceso a los anticonceptivos y su uso continuado”, detalla el estudio [Repercusión de la pandemia de COVID-19 en la planificación familiar y la eliminación de la violencia de género, la mutilación genital femenina y el matrimonio infantil].

Si te interesa: Pandemia de COVID-19 agudiza violencia machista en Nicaragua

El director ejecutivo adjunto del UNFPA, Dr. Ramiz Alakbarov dijo en una entrevista a Business Insider que los embarazos no deseados pueden tener serias repercusiones incluso cuando la planificación familiar está disponible. “Además de aumentar el riesgo de abortos, hemorragias y abortos espontáneos, explicó, “los embarazos no deseados aumentan la mortalidad materna. Los niños y los hogares se quedarán sin madres. Se inicia un círculo vicioso”.

La inyección es el método anticonceptivo más afectado por las interrupciones a corto plazo. Ante la ausencia del método que tradicionalmente utilizaban las mujeres lo sustituirán con métodos a corto plazo menos eficaces, o dejarán de utilizar anticonceptivos por completo.

Violencia de Género no da tregua

El informe también detalla que por cada tres meses de confinamiento se esperan 15 millones de casos adicionales de violencia de género, por los problemas de los hogares y las presiones económicas crecientes sin importar país, condición social y económica.

 “De hecho, ya hay señales que apuntan al aumento de la incidencia de la violencia, como, entre otros, el mayor volumen de llamadas a las líneas telefónicas directas de prevención de la violencia, o los informes de los medios de comunicación sobre el aumento de los homicidios y la violencia intrafamiliar”, refleja el informe que se hizo a los 193 miembros de la Naciones Unidas.

Los datos presentados son el primer análisis de los efectos de la pandemia en planificación familiar y violencia de género del UNFPA, a medida que vaya evolucionando se actualizará la información aclara el estudio, todo puede variar por la rapidez con que se desarrolla la pandemia.

+ posts

Periodista con 10 años de experiencia en televisión y prensa escrita.
Estudios en producción audiovisual, derechos de la niñez y género.
Graduada en Comunicación Social en la Universidad de Ciencia y Tecnología (Ucyt).