El 92 por ciento de las empresas del sector comercio y del productivo de la región Centroamericana indican que el impacto del Coronavirus les genera una situación «insostenible»; para Nicaragua esto representa que el 30 por ciento del comercio formal este cerrado y el resto funcione con ingresos pocos alentadores.

La presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), Carmen Hilleprandt indica que aún no tienen datos precisos de cuántos empleos se han perdido y cuánto ha dejado de percibir el sector, pero que los efectos negativos son visibles en el sector de zona franca, hostelería y agencias de viajes.

Mientras que el sector servicio se auxilia de las tecnologías y medidas de precaución establecidas para continuar funcionando, «los restaurantes brindan el servicio de delivery», afirmó la presidenta de CCSN.

Micro empresa golpeada

La Red de Empresarias de Nicaragua (REN) indica que el 72 por ciento de sus socias continúan abriendo sus negocios. La compra de mamparas o escaparates, mascarillas, guantes y alcohol en gel representa un 5 por ciento en los costos de operación para el 40 por ciento de esas empresarias.

 «El 36 por ciento de las empresarias dicen que tuvieron una reducción de sus ventas entre un 50 por ciento y un 80 por ciento. Son cifras bastante altas, porque son empresarias emprendedoras que viven con el día a día, mucha de ellas que prácticamente están saliendo de una crisis económica de 2018, estaban intentando recuperarse”, explicó María Eugenia Mayorga presidenta de REN, organización que está conformada por más de 500 empresarias.

Puedes leer: Covid-19 impactará la frágil economía de Nicaragua que ya sufre por la crisis sociopolítica

Esa realidad también enfrenta el resto de la región con reducción en los ingresos, en operaciones y en personal, refleja la encuesta que realizó a 1,079 empresas de los países miembros de la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco), de las cuales el 91 por ciento son Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes).

La situación es desde ya insostenible para el sector productivo centroamericano, ya que el 40 por ciento de los encuestados señaló que no se encuentra operando, y el 47 por ciento que se encuentra operando parcialmente de este último segmento el 57 por ciento se encuentra operando por debajo del 40 por ciento de sus capacidades”, explicó Raúl Delvalle, Presidente de Fecamco.

Despedidos y suspendidos

Los empresarios centroamericanos apuntan que estos son efectos del COVID-19 desde que inició hasta finales de abril, han despedido al 42 por ciento del personal y que han suspendido al 52 por ciento de los trabajadores.

Para recobrar la dinámica comercial que mantenían antes de la crisis del Coronavirus más del 50 por ciento de las empresas indicaron que necesitaran entre 4 a 9 meses; el 20 por ciento indicó que necesitará más de un año, mientras que el 50 por ciento de la Mipyme necesitará desde 7 meses a más de un año para recuperarse.

Para hacerle frente a este reto, la presidenta de la CCSN insta a los pequeños empresarios a «buscar cómo reaccionar, como ser creativo, como adaptarnos y buscar nuevas formas de poder hacer negocios. ¿Cómo las pymes puedan llegarles a los clientes?  ¿Cómo hacer esa red para poder hacer llegar el producto al cliente final para que tenga un mayor ingreso?».

Si te interesa: COSEP y UPANIC advierten menor producción de alimentos en Nicaragua por la crisis

Las fuentes citadas coinciden que una estrategia de políticas públicas y económicas aterrizada a la realidad es la clave para hacerle frente a esta situación, porque desde ya los más pequeños están desapareciendo.

«Se está perdiendo mucho el flujo económico, si das un préstamo para poder vender y te pagan después, pues para seguir produciendo necesitas capital de semilla o capital de trabajo y ante esta situación pues es más complejo. Esperamos que el Gobierno se pronuncie y actué para que se reactive dentro de lo posible la economía”, resaltó la presidenta de CCSN.

Organizar las deudas

Por su parte, la presidenta de la REN expresó que han enviado una carta a las entidades bancarias, microfinancieras y otras organizaciones financieras donde plantean un plan de pago de acuerdo a la realidad de cada socia.

Además: ¿Por qué Nicaragua se encamina a su peor crisis económica?

«El 66 por ciento de ellas tienen deudas y solo el 38 por cuento podrían fondear sus deudas. ¿Qué pasa? Que para las Mipymes y sobre todo para las que están en manos de mujeres es desastroso.  Porque a la hora de adquirir un préstamo o una deuda no somos consideradas buen sujeto de crédito y todo el récord crediticio que venias trabajando en los últimos años para honrar tus deudas se vendrá a ver afectado», señaló la presidenta de la REN.

La Fecamco resalta la necesidad que existe en la región para que los gobiernos fomenten créditos de reactivación económica para las empresas, «con procesos ágiles y garantías razonables, especialmente para la Mipyme, independiente al sector productivo que pertenezca, así como impulsar una reforma fiscal en Centroamérica que permita un sistema tributario simple, eficiente y transparente con tasas bajas y competitivas de recaudación que conlleve a reducir el costo administrativo de los negocios, ampliar la base tributaria y generar mayores ingresos para el Estado».

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.