La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne compartió la “preocupación” planteada por cinco exfuncionarios del Ministerio de Salud (Minsa) de Nicaragua y señaló al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de no compartir la información necesaria sobre la situación epidemiológica de COVID-19 en el país.

La directora de la OPS, en respuesta a la misiva enivada el pasado 11 de mayo por los exfuncionarios de salud, enfatizó que se han efectuado varias solicitudes al Centro Nacional de Enlace (CNE) para hacer “verificación de los informes sobre el coronavirus”.

El pasado 2 de abril de 2020, señala Etienne, se pidió la verificación del informe de 63 casos “probable o sospechoso”. Posteriormente, el 8 de abril, se solicitó corroborar el caso de un taxista de 33 años “sin historial de viaje conocido” y que fue reportado como positivo de COVID-19.

El pasado 5 de abril, el Minsa informó del caso de un “ciudadano varón de 33 años de edad” que estaba “delicado, pero estable” y afirmó que se trataba de “otro caso importado”.

El día 28 de abril, la OPS también pidió verificar la información de “316 casos sospechosos a nivel nacional y la información publicada por los medios de comunicación sobre el contagio de trabajadores del aeropuerto”, pero la respuesta por parte del régimen fue nula.

“Aún estamos a la espera de recibir respuesta a nuestras solicitudes, a pesar de las numerosas comunicaciones de seguimiento (…) Si Nicaragua no abre sus puertas a la OPS/OMS, la Organización no puede más que continuar sus esfuerzos para apoyar al país en todo lo que pueda, dentro de sus competencias y lo establecido en el RSI”, refirió Etienne.

En las últimas semanas, la OPS en sus conferencias semanales ha denunciado que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, no está atendiendo las solicitudes de esta organización de salud.

“La OPS/OMS comparte plenamente su preocupación. Por este motivo, la Organización está haciendo todo lo posible, en el marco del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) y sus competencias, para ayudar a Nicaragua a reducir la propagación del Coronavirus y proteger a sus ciudadanos”, dijo Etienne en respuesta a la carta enviada el pasado 11 de mayo de 2020 por el grupo de ex ministros y exministras de salud.

La carta enviada a la OPS fue firmada por Margarita M. Gurdián (2004-2007), Dora María Téllez Argüello (1985-1990), Lea Guido (1980-1985),  Martha McCoy (1999-2000) y por Lombardo Martínez Cabezas (1997-1999), quienes planteaban que el régimen en Nicaragua “ha puesto oídos sordos” a la crisis sanitaria.

La directora de la OPS respondió a través de una carta el pasado 28 de mayo. En la misiva explica que después de conocer los primeros casos confirmados de COVID-19 en Nicaragua, esta organización solicitó información al país, misma que han recibido de forma “irregular”.

Según la directora de esta organización, la OPS pidió al Centro Nacional de Enlace (CNE), responsable del intercambio de información conforme al RSI, que completara el listado de la OMS para “recopilar información preliminar sobre los casos de COVID-19”, de la misma forma que lo hicieron con los demás Estados miembros.

“Los documentos correspondientes se proporcionaron al CNE el 21 y 28 de marzo del 2020. Hasta la fecha, el CNE de Nicaragua ha presentado la información requerida de manera irregular. En repetidos intentos hemos solicitado la definición de casos, la evaluación del riesgo, las medidas de salud pública y las características epidemiológicas clínicas”, advirtió Etienne en su contestación a los exfuncionarios de salud.

OPS no descarta ayuda

La directora de esta organización no descartó seguir apoyando a Nicaragua para hacer frente al COVID-19. A la fecha el Minsa confirma oficialmente 759 casos y 35 fallecidos.

La representante de este organismo que tiene presencia en Nicaragua afirmó que se ha hecho llegar al Minsa y otras instituciones “guías y recomendaciones” para que puedan adoptar las medidas de prevención pertinentes y abordar adecuadamente los casos de COVID-19 en el país.

De la misma forma, después que se conocieron los primeros casos en el país, justamente a principios de abril, la OPS donó “equipos de protección personal al Ministerio de Salud para proteger al personal de salud expuesto a la enfermedad”, confirmó la directora a los exministros y exministras.

Recordó que esta etapa de transmisión comunitaria se ha “insistido en la relevancia de las medidas de distanciamiento para disminuir la propagación del coronavirus, evitar el colapso de los hospitales y, en definitiva, proteger a la población”.

“Desearíamos poder hacer más para apoyar al Gobierno de Nicaragua en la gestión de esta pandemia. Sin embargo, como es de su conocimiento, el trabajo de la OPS/OMS en los países está sujeto a la voluntad de cada uno de sus Estados Miembros, como soberanos”, puntualizó Etienne.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.