El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) emitió un comunicado condenando la cancelación de la personería jurídica de la Asociación de Hermanamientos Municipales (Asodhermu).

Igual como en el 2018, el régimen orteguista continuó esta semana su arremetida en contra de las oenegés del país y a través del control que ejerce en la Asamblea Nacional dio la orden de retirar la personería jurídica a esta organización sin fines de lucro.

La cancelación,  según el Cenidh, responde a la reciente iniciativa que tuvo Asodhermu para conformar un comité multisectorial para recaudar fondos y comprar equipos de aseo personal para entregar a familias de escasos recursos y afectados por la pandemia del COVID-19.

Según el Cenidh, “son acciones que a los Ortega Murillo les molesta porque van en contra de su cultura de contagio y muerte y expone el mal manejo que le están dando al virus a nivel nacional”.

Cancelación sin fundamentos

En 2018, la Asamblea Nacional ordenó el cierre de nueve organizaciones sin fines de lucro, a las que les canceló la personalidad jurídica, sin valorar los proyectos de  educación y capacitación que estaban realizando.

El Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Hagamos Democracia, Fundación Popol Na, el Instituto de Liderazgo de Las Segovias (ILLS), el Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), Fundación del Río y el mismo Cenidh figuran entre las oenegés que cerraron hace dos años.

La decisión del régimen en ese momento afectó de forma directa a más de 100 profesionales, entre especialistas en derechos humanos, médicos, ambientalistas, técnicos en informática, comunicadores y personal administrativo.

Para el cierre de Asodhermu, los parlamentarios sandinistas que controlan la Asamblea Nacional utilizaron los mismos argumentos como hicieron con el Cenidh en 2018.

“Este organismo ha sido señalado por el Ministerio de Gobernación de no cumplir los requisitos de ley, no presentar informes financieros y la más trilladas de sus acusaciones: financiar el terrorismo en el país”, señaló el Cenidh.

Trabajar por los más vulnerables

Asodhermu es una organización sin fines de lucro que desde 2009 estaba apoyando  proyectos sociales en la zona de Camoapa, municipio del departamento de Boaco, en beneficio de los sectores más vulnerables.

“Una vez más el régimen viola el derecho de asociación en Nicaragua, el derecho individual al trabajo y así otras libertades, características de un verdadero Estado de Derecho, ya son 10 las oenegés a las que se le cancela la personería jurídica injustificadamente, esto es inaceptable”, puntualizó el Cenidh en el comunicado.

Finalmente, el Cenidh hizo un llamado a las instancias internacionales a ser más enérgicos y “restricciones más severas contra la dictadura”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.