Los ataques del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en contra de la prensa independiente en Nicaragua, que suman más de 2 mil desde la “Rebelión de Abril”, lejos de disminuir están agudizando, alertó el Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua. En la declaratoria emitida este martes las organizaciones que conforman este foro denunciaron una “escalada de la represión, ataques y agresiones en contra de periodistas independientes” en el país.

“A partir de los sucesos de abril 2018, superan ya los dos mil casos y muy lejos de menguar, más bien se están agudizado en los últimos días, aún en medio de la pandemia del COVID-19 (…) Rechazamos estas arbitrariedades y flagrantes violaciones a los derechos humanos”, cita el comunicado emitido por el foro.

El Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua está integrado por propietarios y directores de medios de comunicación nacionales y locales, además de organismos como la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y PEN Nicaragua.

Las organizaciones de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), así como editores, columnistas, camarógrafos, caricaturistas, blogueros y corresponsales internacionales también integran el foro.

Desde abril de 2018 persiste la persecución y criminalización contra la prensa independiente, situaciones que constituyen graves violaciones a la libertad de prensa y que van en aumento.

Hechos recientes

Unos de los hechos más recientes, ocurrió el pasado 25 de julio en contra de Gerall Chávez, periodista de la plataforma Nicaragua Actual. Por medio de una carta entregada en casa de su familia en El Rosario , Carazo, y también por medio de un video que circuló en las redes en el que se simula su decapitación.

«Ya tenés ganado tu lugar en el panteón de El Rosario (…) Que sepan la Petrona (su mamá), tu papá y tu hermana que te van a recibir en pedacitos”, decía la carta entregada en un sobre blanco.

A pesar de que muchos periodistas cuentan con medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como es el caso de los trabajadores de Radio Darío el régimen continúa violando los derechos humanos de los comunicadores.

En León 

El 26 de julio pasado los colaboradores de Radio Darío en la ciudad de León fueron objeto de “actos de intimidación”, donde policías y paramilitares, al mando del jefe policial de la ciudad, comisionado Fidel Domínguez, se apostaron frente a la emisora.

Según denunciaron los mismos periodistas de la emisora pasadas las diez de la noche, incautaron de “manera ilegal”, dos vehículos de colaboradores de la emisora que se encontraban estacionados sobre la calle, “sin motivo ni explicación alguna”.

“Muestra que el gobierno de Daniel Ortega continúa violando las libertades fundamentales en nuestro país”, advierten en la declaratoria.

La persecución y criminalización del ejercicio del periodismo constituyen graves violaciones a la libertad de prensa e información, señala el más reciente informe presentado por PCIN.

En un periodo de 137 días, esta organización de periodistas contabilizó 351 delitos contra la prensa independiente.

Según el monitoreo, durante el período se documentó el incremento de casos de amenazas contra profesionales de la comunicación y del periodismo relacionadas con su labor profesional.

De acuerdo al informe de PCIN, se registraron casos de detenciones arbitrarias, persecuciones y tortura psicológica para “persuadir de no continuar con el ejercicio del periodismo o la comunicación”.

Puedes leer: 24 mujeres periodistas han sido víctimas de amenazas, acoso y hostigamiento estatal

“Hacemos del conocimiento de todos los nicaragüenses y la comunidad internacional de esta alarmante situación y hacemos responsable al estado de Nicaragua de cualquier daño a nuestra integridad física y/o a nuestros familiares y a las instalaciones de nuestros medios de comunicación”, denuncian los integrantes del foro.

Demanda

El Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua acusó al régimen del cierre de más de 20 espacios radiales y televisivos desde 2018, que se complementa con “la censura televisiva impuesta por la dictadura”.

Los integrantes de este foro demandaron la suspensión de la censura para que 100% Noticias, los programas televisivos que se transmitían en ese canal, así como Esta Semana y Esta Noche, puedan transmitirse a través de la televisión abierta y el sistema de cable.

“Exigimos al Estado que cese la ocupación policial de sus redacciones que mantiene de forma ilegal desde hace diecinueve meses”, señalaron.

Afirmaron que el periodismo independiente de Nicaragua “no cesará en su compromiso de informar para que se restituyan las libertades públicas”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.