El próximo lunes 20 de abril los universitarios tendrán que retornar a clases presenciales, según un comunicado publicado por el Consejo Nacional de Universidades (CNU), pese a que varios sectores estudiantiles se han pronunciado públicamente en rechazo a dicha orden, pues consideran que se ponen en riesgo al contagio del COVID-19 al regresar a los centros de estudios.

Ramona Rodríguez, máxima representante del CNU, ordenó en la misiva que  «todos los estudiantes de las distintas universidades del CNU a reintegrarse a las actividades normales en nuestras casas de estudio a partir del próximo lunes, 20 de abril de 2020, o según establezca cada universidad en su calendario académico».

El CNU además justifica -con evidente servilismo- su decisión aduciendo que «el modelo de salud comunitaria y familiar que ha venido desarrollando el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN), que ha sido efectivo en la contención del Covid-19 en Nicaragua».

Sin embargo, la misma representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, ha expuesto públicamente su preocupación por como se está abordando el COVID-19 en el país.

Además, una de las principales recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es evitar aglomeraciones, pero las universidades públicas parecen no entenderlo. Mientras otras universidades privadas, incluyendo colegios, como el Colegio Cristo Rey, han informado a su comunidad estudiantil que las clases continuarán de forma virtual hasta nuevo aviso.

RECHAZAN RETORNO

Desde finales de marzo diferentes grupos estudiantes de Managua y Carazo han expresado su descontento frente a medidas que los expongan a retornar a las aulas bajo la posibilidad de ser contagiados con el COVID-19.

Lea también: Universitarios demandan suspensión de clases por covid-19

Los estudiantes de primero a quinto año de la carrera de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua fueron los primeros en enviar cartas en las que expresaban que suspenderían sus “actividades académicas, tanto en la universidad como en los centros de salud asignados, para no contribuir a la propagación del virus”.

Hasta la fecha, en Nicaragua se reportan nueve casos de COVID-19, pero solo uno ha fallecido, según las cifras del Ministerio de Salud. Sin embargo, monitoreos independientes que se han creado para monitorear la pandemia consideran que los casos podrían ser mayores.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.