El Gobierno de las Islas Caimán informó este viernes a la aerolínea Cayman Airways que no podría operar dos vuelos previstos a Nicaragua porque el régimen de Daniel Ortega cerró sus fronteras indefinidamente.

“El Gobierno de las Islas Caimán informó a Cayman Airways que el Gobierno nicaragüense cerró sus fronteras indefinidamente a partir de hoy”, indica un comunicado publicado en su sitio web.

Los vuelos saldrían del Aeropuerto Internacional Owen Roberts (ORIA) con destino a Nicaragua este sábado 18 de abril con destino final el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino.

El primer vuelo KX3070 esperaba salir de Gran Caimán a las 8:30 a.m. y llegaría a Managua a las 9:05 a.m.

Mientras, el segundo vuelo saldría de la isla a la 1:50 p.m. y llegaría a Nicaragua a las 2:25 p.m, según indica la aerolínea.

Sorpresiva medida

“Los agentes de reservas de Cayman Airways están en proceso de contactar a los pasajeros afectados con respecto a la cancelación de los vuelos de repatriación de Managua, y los pasajeros también pueden llamar al 949-2311. Los pasajeros recibirán un reembolso de vuelta a su forma original de pago de sus boletos”, indica el comunicado de la aerolínea en su web.

El 15 de abril, la aerolínea Cayman Airways había informado que realizaría dos vuelos hacia Managua para repatriar nicaragüenses que están en la isla trabajando y desearan volver a su casa durante la pandemia de COVID-19.

La aerolínea envió a los afectados un mensaje en el que califican como «increíblemente decepcionante» la medida tomada por el Gobierno de Ortega debido a la alta demanda de los vuelos hacia Nicaragua.

La empresa indicó a los pasajeros que «el Gobierno nicaragüense reconsiderará la apertura de sus fronteras una vez que la crisis mundial haya disminuido. En vista de esto, los vuelos de repatriación se cancelan y tenemos que cancelar su reserva».

Foto tomada de Internet

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.