El odio que sentía Adrián Guerrero Echeverry contra sus padres, Adrián Guerrero Espinoza y su madre, Sonia Echeverry Mediara fue, según el Ministerio Público, la causa para planificar, junto a su pareja Nidia Quintana, el asesinato de sus progenitores.

En la extensa acusación presentada por la Fiscalía, en el Juzgado noveno distrito penal de audiencia de Managua, en la que no se detalla las razones del odio, se señala que un días antes de ejecutar el doble asesinato, los acusados, desactivaron el dispositivo de las cámaras de seguridad que los ancianos tenían en su habitación con la intención de no dejar rastros.

De acuerdo al relato de los hechos presentados en la acusación, la noche del domingo 17 de noviembre, los acusados pusieron en marcha el plan: el acusado se presentó al cuarto del anciano de 75 años, a quien, una vez que abrió la puerta, Nidia Quintana, su nuera, lo golpeó en la cabeza con un tubo. Lo amordazaron, golpearon hasta estrangularlo, según la autopsia realizada por el Instituto de Medicina Legal (IML).

Después siguieron el mismo procedimiento contra Sonia Echeverry, de 73 años. Una vez que golpearon con el tubo, la cubrieron de pies a cabeza con una bolsa plástica negra y finalmente, la introdujeron en un closet donde murió por sofocación, según el dictamen forense. Los dos ancianos fallecieron, entre las tres y las cinco de la madrugada del lunes 18 de noviembre, revelan las autopsias.

robo era el móvil

Después de dejar en estado agónico a las víctimas los acusados se apropiaron de las tarjetas de crédito y débito de los ancianos. Sustrajeron un vehículo Nissan Nida placa M 218-556, que manejó Adrián con ayuda de su esposa Nidia, quien se lo sentó en las piernas pues debido a su enanismo no alcanzaba el timón.

Después de cometer el crimen, relata la acusación, la pareja de presuntos criminales se dirigieron a una estación de gasolinera, donde contrataron a un chófer, para que los llevará a un hotel en el que pasaron la noche.

El delito ha sido tipificado como parricidio para Adrián Guerrero Echeverry, de 38 años, y asesinato agravado para Nidia Quintana. La jueza noveno distrito penal de audiencia de Managua, Karen Chavarría ordenó, en audiencia preliminar, la prisión preventiva y programó audiencia inicial para el próximo 27 de noviembre.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.