La suspensión de operaciones de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, por no someterse a la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, es un duro golpe al periodismo independiente nicaragüense y la libertad de expresión, según algunas voces del periodismo nacional.

La Fundación, por más de 20 años, defendió la libertad de expresión y el acceso a la información pública, debido a que fue un “pilar muy importante” de acompañamiento para el periodismo de Nicaragua, manifestó la periodista Ileana Lacayo, miembro de la comisión ejecutiva de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN).

“Es el referente más importante que tenemos en Nicaragua y este es un golpe sumamente importante al periodismo independiente, y a la democracia en general,  por el hecho que ellos cierren operaciones por todas estas imposiciones”, señaló Lacayo.

En un comunicado, dado a conocer este viernes 5 de febrero de 2021, la Fundación señala que el régimen a través de la Ley de Agentes Extranjeros, pretende ejercer una “clara manipulación” para paralizar el funcionamiento de organismos que considera contrario a sus lineamientos.

La ley aprobada el 15 de octubre de 2020 en la Asamblea Nacional, obliga a todo nicaragüense, como de otras nacionalidades, que “percibe fondos, bienes o cualquier objeto de valor” que provenga de gobiernos, agencias, fundaciones, sociedades o asociaciones a registrarse ante el Ministerio de Gobernación, situación que rechazó la Fundación.

El cierre de operaciones de esta organización es otra estocada al periodismo independiente, que sufre los atropellos del régimen desde la “Rebelión de Abril”, por lo que la suspensión de actividades deja un gran vacío.

“Ha sido una institución importante para el fortalecimiento de capacidades al periodismo, para el fomento del periodismo de investigación, del periodismo de datos, fomentar el derecho a la libre expresión”, insistió Lacayo.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro lanzó en octubre de 2020 la campaña denominada «9 pilares de la democracia».

Lesiona la democracia de Nicaragua

A lo largo del tiempo, la Fundación  impulsó iniciativas ciudadanas que promueven los valores democráticos, el desarrollo social, la educación para el cambio y la excelencia en el periodismo nacional.

El 14 de octubre de 2020, la organización lanzó una de sus últimas campañas denominada “9 pilares de la democracia”, como parte de nueve principios básicos que deben prevalecer en un país donde impera la democracia, la libertad de expresión y de prensa.

De ahí que, la periodista Jennifer Ortiz, directora de Nicaragua Investiga, coincide que el cierre de operaciones de la Fundación también atenta contra la democracia nicaragüense.

“Representa un duro golpe para la democracia del país, porque esta organización es una de las que más de cerca acompañaba a periodistas y comunicadores independientes, en la promoción del periodismo crítico, investigativo y en la libertad de prensa y eso se traduce a que tenga menos apoyo”, explicó Ortiz.

Por su parte, la periodista Lucía Pineda, directora de 100% Noticias, afirma que dejará un gran vacío a todo el gremio periodístico, que a través de Fundación gestionaba capacitaciones para el personal.

“Es un día bastante duro, triste, me imagino que es una decisión bastante difícil que tomó la Fundación Violeta Barrios de Chamorro de suspender las operaciones en Nicaragua (…) Es un golpe para todos, porque a través de la Fundación se podía canalizar, de alguna manera, capacitaciones”, insistió Pineda.

Como un preludio a lo que está sucediendo, en diciembre de 2018, la Asamblea Nacional ordenó el cierre de nueve oenegés, tras ordenar que se les retirara la personalidad jurídica.

“Es parte de las leyes represivas, las consecuencias de las leyes represivas que ha impuesto el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo”, manifestó Pineda.

Febrero 5: Día de “Luto Cívico”

La exdirectora y fundadora de la Fundación, Cristiana Chamorro, en un acarta abierta a la ciudadanía, señaló que esta fecha quedará marcada en la historia de Nicaragua, como un día de “luto cívico” para las organizaciones de la sociedad civil que no están dispuestas a convertirse en “agentes extranjeros”.

“Hoy es un día de luto cívico, porque Ortega con la Ley de Extranjeros está asesinando legalmente a la sociedad civil de Nicaragua con amenazas de multas y otros agravios en caso no nos inscribamos como agentes extranjeros para seguir trabajando de la mano de la comunidad internacional por el bien común de los nicaragüenses”, señaló Chamorro.

La ley intenta colocarse por encima de los derechos humanos fundamentales, puntualizó Chamorro quien agradeció la confianza que tuvieron los donantes a lo largo de más de dos décadas.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.