El régimen de Daniel Ortega ha intentado ocultar el impacto real de la pandemia de Covid-19; sin embargo, la misma población, a través de videos de entierros exprés, nocturnos y hombres vestidos con trajes especiales, han develado el horror que se vive en Nicaragua, cuya población se debate en el miedo y la incertidumbre. La misma vocera del régimen, Rosario Murillo, le llama noticias falsas, y ha dedicado su discurso para atacar las informaciones relacionadas al mal manejo de la crisis sanitaria.

“Allí se inventan, allí fabrican sus mentiras, y desde allí, sin contacto, sin polo a tierra, sin contacto con el sufrimiento, con las necesidades del pueblo, emiten sus mensajes mentirosos, sus noticias falsas, sus campañas de pánico, sin pudor, nunca han tenido, sin vergüenza”, dijo este viernes. Ahora circulan mensajes en redes sociales de partidarios del régimen que aseguran identificarán a las personas que publican lo que ellos llaman noticias falsas, para llevarlos a procesos judiciales.

Miguel Mora, periodista y director del Canal 100%Noticias, cuyas instalaciones siguen tomadas desde 2018 por el régimen, expresó que la primera línea de ataque de la dictadura van a ser los periodistas independientes y los medios independientes; no obstante, aseguró que conoce al menos de un caso de un ciudadano que lo citaron supuestamente por afectar la salud mental y la honra de los fallecidos y de sus familiares, debido a Fake News. “Ya es un plan en ejecución”, expresó Mora, quien en el 2018 fue secuestrado, acusado por fomentar e incitar el odio y la violencia en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado, de forma arbitraria.

Puedes leer: Régimen orteguista aplica censura a medios digitales críticos utilizando canales estatales

Secretismo y ocultamiento

Desde el inicio de la pandemia, el régimen orteguista ha mantenido una política de ocultamiento de información pública sobre la pandemia; develando datos dispersos sobre los casos, sin la explicación de una estrategia como país para enfrentar la crisis, sin responder a la prensa independiente y manteniendo su planteamiento de tener todo bajo control. Esto, pese a que los mismos familiares han recurrido a medios de comunicación para denunciar los casos de sus seres queridos, a quienes han tenido que enterrar de forma solitaria y sin una guía de cuidados posteriores para la familia que también está en riesgo de contagio.

“Esta es parte de la estrategia de comunicación incontamidada que desde 2007, Rosario Murillo ha implementado en Nicaragua violentando la Ley de Acceso a la Información Pública y manteniendo un secretismo sobre la cosa pública”. Dichoshechos se recrudecieron con la rebelión de abril cuando encarceló a periodistas y confiscó medios como parte de una venganza por haber informado ante la constante violación a los derechos humanos, expresó Maryórit Guevara, directora de La Lupa.

Además: Rosario Murillo despotrica contra periodistas y medios independientes

Una de las publicaciones que circula en redes sociales.

“Esta vez, no es para extrañarnos, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, con la pandemia del coronavirus, ha quedado nuevamente al descubierto que el presidente de los pobres continúa violando los derechos humanos ante la negligente repuesta a la pandemia. Y como era de esperarse Murillo irá nuevamente contra el mensajero”, expresó Guevara.

El periodismo independiente sigue jugando un rol clave en esta crisis, ya que a través de reportes periodísticos, en medio de la censura gubernamental, muestran el manejo antojadizo que está haciendo el régimen de la pandemia, de la que solo reconocen 25 contagios y ocho muertes. Lucía Pineda Ubau, periodista nicaragüense, explicó que no se puede descartar la posibilidad de acciones judiciales por parte del régimen, “por eso es la alerta que estamos dando los periodistas a nivel internacional, la alerta a la ciudadanía también, para que vea ese modus operandi del régimen, que en vez de aceptar con seriedad y tomar medidas ante una pandemia, más bien amenaza, intimida, y puede meter, incluso, a la cárcel, otra vez, a periodistas, que solo hacen su labor de informar”.

Lea además: Guerra de fakes contra medios y periodistas independientes

https://www.facebook.com/lalupa.press/videos/1345748792287700/

Guillermo Medrano, coordinador de derechos humanos de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, había mencionado días atrás a La Lupa que del 1 de enero al 30 de abril documentaron 147 casos a nivel nacional de agresiones, marcadas por una campaña de descalificación contra medios de comunicación y periodistas independientes.

Julio López, miembro de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) señala que es preocupante esta amenaza de posibles procesos judiciales contra el periodismo independiente, y “le recordamos al régimen de Daniel ortega y de Rosario Murillo que la labor informativa de acuerdo a lo que establece nuestra Constitución Política no puede estar sujeto a censura previa (…)”, expresó.

Fábrica de troles

Asimismo, Edith Pineda, editora de Despacho 505, expresó que en esta crisis sanitaria se reactivaron sus laboratorios de troles para atacar las páginas de los medios independientes y sabotear su labor. “Al no tener mayor éxito, han entrado la fase de intimidación y, por eso, surge la amenaza de judicializar a los periodistas, acusándolos de propagadores de noticias falsas. Es un plan, esto está claro, pero esto evidencia que el régimen reacciona de esa forma porque se ve desenmascarado”, aseguró.

+ posts