Los representantes del Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia aprobaron este miércoles una agenda de nueve puntos, de 12 que fueron propuestos inicialmente, para continuar las negociaciones este jueves. Sin embargo, las partes no detallaron cuáles son los temas medulares del proceso y no respondieron preguntas.

“Se trabajó en la aprobación de la hoja de ruta que constituye la normativa del funcionamiento de la negociación”, dice el escueto comunicado. 

El Gobierno y la Alianza Cívica únicamente informaron quiénes son los integrantes de cada una de las partes en la negociación y que contaron con la participación del cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, como testigos del proceso.

El comunicado fue leído por el nuncio apostólico quien al concluir dijo: “No hay preguntas”. Los representantes del Gobierno y la Alianza Cívica abandonaron las instalaciones del INCAE, en Carretera Sur, e ignoraron los pedidos de los periodistas para que brindaran una declaración.

SIN MEDIADORES Y GARANTES

Hasta el momento no hay confirmación sobre la participación de mediadores y garantes internacionales.

El inicio de las negociaciones únicamente contó con la participación del cardenal y el nuncio, aparte de los representantes de cada una de las partes. Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa, quien estaba confirmado como uno de los testigos, fue vetado por el régimen de Daniel Ortega.


+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.