Hasta el próximo 25 de mayo tiene una nueva cita el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) revelaron, en conferencia de prensa virtual, representantes de Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica  y el Caribe (Fecaexca), luego que Nicaragua aplicara un cierre técnico como represalia a que Costa Rica empezó a aplicar medidas estrictas para evitar el ingreso de transportistas de carga pesada que pudieran representar una mayor propagación del COVID-19 a lo interno de su nación.

«Las autoridades de Costa Rica empezaron a poner medidas de manera unilateral… que dieron como resultado el cierre de la frontera. Es Costa Rica el que ha cerrado la frontera ¿con qué? con las medidas que empezó a poner», acusó Ortega en un pronunciamiento de unos 30 minutos en el que rindió homenaje a Augusto Sandino.

Fecaexca, en horas de la mañana de este martes, solicitó al Gobierno de Costa Rica «suspender las medidas» y buscar en conjunto con los países de la región «mejores procedimientos y mecanismos que garanticen el flujo de mercancías y facilitación del comercio, mediante soluciones viables para el sector de transporte».

La organizaciones también reveló que hasta la fecha se encuentran un poco más de 2,000 contenedores varados esperando el ingreso o salida de Nicaragua y Costa Rica.

Hasta la tarde de ayer, el dictador Ortega admitió casi mil de medios de transporte de Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y de Nicaragua que no han podido pasar hacia sus destinos. Según el régimen orteguista «de parte de Nicaragua no hay problema, es Costa Rica el que está poniendo problemas… es Costa Rica el que ha cerrado el paso con las medidas que ha venido tomando».

Rosario Murillo confirmó ayer en horas de la tarde que están teniendo discusiones sobre la circulación del transporte de carga pesada, tras las «afectaciones» que ha generado «un país», dijo la vicedictadora de Nicaragua sin atreverse a mencionar que era Costa Rica y que habían decidido aplicar un «cierre técnico».

En horas de la mañana el presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, Marvin Altamirano, confirmó a La Prensa que las fronteras amanecieron cerradas para Costa Rica.

Los problemas de circulación de transporte de carga pesada iniciaron la semana pasada, cuando el Gobierno costarricense decidió implementar medidas estrictas para proteger a su población de la pandemia del COVID-19.

Algunas de las medidas impuestas por Costa Rica, luego de confirmar positivo más de 30 conductores de transporte de carga pesada que buscaban transitar por su territorio, empezaron el viernes, 15 de mayo,  mediante un decreto donde establecieron que quienes lleven mercancías a Costa Rica no entrarían al país, sino que desengancharían  en zona aduanera primaria y otro conductor continuaría con su ruta de entrega en territorio costarricense, el mismo proceso sería aplicado para quienes desearan sacar mercancías de ese país.

Para los camiones que solo van de tránsito se estipulaba que conducirían en caravana y custodiados por autoridades policiales.

Cabe mencionar que, Costa Rica ya había impuesto la obligación de realiza pruebas para la detección del COVID-19 a los conductores y había dado como resultado, hasta el lunes, 61 casos positivos, entre ellos varios nicas.

Lea además: Régimen de Ortega cierra fronteras y rechaza dos vuelos de nicas varados en Islas Caimán

SIN RESOLVER

Murillo reveló que el ministro Orlando Solórzano  es quien está representando a Nicaragua ante el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) y aseguró que hasta esta tarde estaban exponiendo las distintas posiciones y viendo las posibles soluciones.

«Se están escuchando las distintas posiciones y viendo la posibilidad de alcanzar una solución. Un consenso regional dado que la necesidad es de todos los países, de que el transporte de mercancías, de bienes, siga fluyendo como estábamos y que se comprenda que es fundamental este tránsito y al mismo tiempo que hay acuerdos de los países centroamericanos, acuerdos de consenso que no pueden, que no podrían o que no deberían anularse sin la consulta con los países que la habían tomado, eso es un poco la posición que se está abordando  y esperamos que entre todos se encuentre una solución».

La Nación de Costa Rica informó que para el vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), Mario Montero, y el director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac), Francisco Quirós, un cierre técnico como el que implementa Nicaragua es igual a un «un bloqueo total en la práctica».

Por su parte, el Gobierno de Costa Rica informó que han recibido la solicitud del Comieco  de «suspender las medidas adoptadas el pasado viernes, 15 de mayo, en relación con el ingreso de transportistas extranjeros al territorio nacional».

No obstante, dijo haber respondido con una propuesta, ante dicha solicitud y en el marco de la protección de la salud, tres puntos donde urge la elaboración de un protocolo regional de medidas de bioseguridad en el marco de la pandemia, conformación de un grupo de trabajo regional para operativizar la nueva realidad de los flujos de comercio en Centroamérica y garantizar la apertura de todas las fronteras terrestres de la región.

Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior, explicó que dichas recomendaciones «No fueron sometidas a aprobación de Comieco, y en su lugar se cuestionó el marco de legalidad de las medidas adoptadas por nuestro país. Esta situación complicó la posibilidad de llegar a acuerdos regionales que permitan atender con urgencia el estado de nuestras fronteras».

La ministra costarricense apuntó, en el comunicado del Gobierno tico, que seguirán «realizando todos los esfuerzos que se encuentran a nuestra disposición para evitar un impacto negativo a nuestras importaciones y exportaciones».

Es por ello que, los problemas seguirán en las fronteras de Nicaragua y Costa Rica. Las largas filas se seguirán viendo porque hasta el próximo 25 se realizará una nueva reunión con el Comieco, para revisar las propuestas y ver si se llega a una solución. Mientras tanto, se conoce que el Gobierno de El Salvador y Costa Rica empezarán implementar acciones para transportar las mercancías vía marítima.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.