Distintas organizaciones, colectivas y redes feministas de América Latina, el Caribe y España, realizaron varias manifestaciones en sus países para exigir al Gobierno nicaragüense la libertad de las presas políticas y el cese de la represión y persecución a defensoras de los derechos humanos, activistas feministas y líderes, notificó la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos, a través de su página web y sus redes sociales.

El llamado a la Acción Feminista Global fue realizado en frente de las embajadas y consulados de Nicaragua en los distintos países, y tenían por consignas nueve demandas al Gobierno: libertad para todas las personas presas políticas y la detención de los procesos judiciales, cumplir con los compromisos internacionales a los que Nicaragua está inscrita, cese de la violencia gubernamental, otorgar garantías para la realización de elecciones libres y democráticas, entre otras.

Las organizaciones feministas también destacaron la importancia de garantías para la participación política de las mujeres nicaragüenses, la derogación de las leyes aprobadas por la Asamblea Nacional en los últimos tres años, y la visita de organismos multilaterales para dar seguimiento a las violaciones de los derechos humanos.

Además: Cenidh: Represión orteguista causa “efecto devastador” en Nicaragua

Nueva etapa represiva

El Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas contabilizó hasta el 14 de junio 124 personas privadas de su libertad, pero días más tarde, la Policía Nacional capturó a cuatro personas más, dejando un total de 128 presas y presos políticos. Según las organizaciones, esto se trata de una nueva etapa represiva y violatoria de derechos humanos por parte del gobierno, en la antesala del proceso electoral.

Debido a esto, alrededor de 300 organizaciones firmaron una solicitud dirigida a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, a la Comisionada y Relatora de los Derechos de las Mujeres del CIDH, y al Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará de la OEA, para que se pronuncien ante la nueva escalada de persecución y criminizalicación, ya que les preocupa la impunidad del presidente Daniel Ortega.

También: Nueve mujeres secuestradas por la dictadura Ortega-Murillo

Si bien estos organismos ya se habían pronunciado antes, es importante su actuación ante los acontecimientos de este último mes, estableció la solicitud. Mientras tanto, las organizaciones feministas de la región y España, quienes también las conforman mujeres nicaragüenses en el exilio, manifestaron que continuarán exigiendo la restitución de un Estado Social de Derecho en Nicaragua.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.