La organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) registró 23 femicidios de mujeres en los primeros cuatro meses de este año, dos más en comparación al mismo periodo de 2020.

Los 23 femicidios reportados hasta abril de este año dejan en la orfandad a 29 menores, cifra que casi iguala a los 31 niños, niñas y adolescentes que el año pasado vivieron igual situación.

El femicidio, el asesinato de una mujer a manos de un hombre, es la situación más extremo de un proceso sistemático de violencia machista.

Al menos dos femicidios ocurrieron en Costa Rica, verificó el organismo Católicas por el Derecho a Decidir, lo que revela la violencia a la que están expuestas las mujeres migrantes.

Puedes leer: 10 años de violencia machista: 629 femicidios

El caso de la nicaragüense identificada como Norma Rosa Saravia Rugama, que fue reportada inicialmente como desaparecida el 30 de marzo pasado, cuando viajó a Costa Rica dirigida por un guía migrante, mejor conocido como “coyote”, es uno de los casos registrados por CDD.

Saravia pretendía llegar a Costa Rica por un punto ciego de la frontera donde iba a laborar como doméstica, ante la falta de un empleo en Nicaragua.

“Exigimos que se respete la vida y la integridad de todas las mujeres, incluyendo las que por distintas razones migraron de este país, y fueron víctimas de la violencia machista”, refirió el organismo defensor de los derechos de las mujeres.

Casos incrementan

De acuerdo a CDD, la cifra registrada del 1 de enero al 30 de abril de este año es mayor en comparación a los 21 femicidios que se había reportado en igual periodo de 2020, incluso en 2019, según revelan sus estadísticas.

En los primeros cuatro meses de este año, la organización que defiende los derechos de las mujeres, además registró 48 femicidios en grado de frustración, es decir 13 casos más si se compara con los 35 registrados en el mismo lapso de 2020.

En 2019, se había registrado un total de 29 casos de femicidios frustrado, lo que revela un patrón constante de violencia en contra de las mujeres.

Las mujeres siguen siendo víctimas de la violencia machista en Nicaragua.

Lo anterior significa que, si bien las mujeres sobrevivieron, es difícil medir el daño sicológico y las repercusiones que la violencia machista deja en su entorno.

Católicas por el Derecho a Decidir ha expresado que el “femicidio es una pandemia silenciada a nivel mundial”, donde Nicaragua no es la excepción.

Casos siguen impunes

Solo en el mes de abril, al menos ocho mujeres fueron víctimas de la violencia machista. Los asesinatos ocurrieron tanto en el ámbito público como privado, señala CDD.

La organización informó que de esos ocho casos reportados en el cuarto mes del año, solo uno está en proceso judicial, dos están en fase de investigación y tres permanecen “impunes” a la fecha. En dos de esos casos, los agresores optaron por suicidarse después de asesinar a las mujeres.

También: Mujeres de las zonas rurales principales víctimas de femicidios

Según CDD, de los ocho casos reportados en abril, cinco mujeres estaban en edades que oscilan entre los 35 y 59 años, el resto eran jóvenes que no superaban los 35 años.

Tres de femicidios fueron cometidos por desconocidos, y en dos casos los asesinos sí eran conocidos de las víctimas, mientras que, en los otros tres casos, los criminales eran pareja, novio e hijo de cada una de las mujeres, reportó el organismo.

Adolescente asesinada

Comenzando mayo, la organizacion ya reporta el asesinato de una adolescente de 17 años que fue estrangulada y su cuerpo lanzado en un predio baldío cercano a un basurero ilegal en la pista que condunce al sector de Sabana Grande en Managua.

La adolescente se encontraba desaparecida desde el 10 de mayo, pero la busquead infructuosa de sus familiares concluyó al día siguiente con el hallazgo que inicialmente fue reportado por unos hombres que buscaban leña en el sector.

+ posts

Periodista con 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita.
Graduada en Filología y Comunicación en la UNAN-Managua. Productora y presentadora del programa de corte agropecuario: AGROTV (2015). Desde 2019 escribe para medios de comunicación digitales que surgieron a raíz de la Rebelión de Abril en Nicaragua.