El Gobierno de Estados Unidos presentó una acusación penal contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusándolo de tráfico internacional de drogas. A la vez, ofreció 15 millones de dólares por cualquier información que lleve al arresto del mandatario.

El Fiscal General norteamericano, William Barr, acusó a Maduro y a la cúpula del chavismo de pertenecer al «Cártel de los soles». Los otros venezolanos acusados son Diosdado Cabello Rondón, presidente de la Asamblea Constituyente; Hugo Carvajal Barrios, exdirector de la inteligencia militar; el general retirado Cliver Alcalá Cordones, y Tareck Zaidan El Aissami Maddah, ministro de Industria y Producción Nacional.

https://twitter.com/statedeptspox/status/1243195589560602624?s=20

Además, el Ejecutivo estadounidense ofrece 10 millones por información que lleva a la captura de: El Aissami, Carvajal Barrios y por Alcalá Cordones.

«El pueblo venezolano se merece un Gobierno representativo responsable y transparente al servicio de las necesidades de la gente, y que no traicione la confianza del pueblo condonando o empleando oficiales públicos que se implican en el tráfico ilegal de narcóticos», manifestó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1243187029875331072?s=20

Maduro reaccionó a la acusación a través de su cuenta de Twitter. Dijo: “¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!”.

Los fiscales de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, aseguran que durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha estado conspirando junto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para ingresar en territorio estadounidense toneladas de cocaína.

Según la denuncia del fiscal Barr, Maduro, como «líder» del Cártel de los Soles, junto a otros funcionarios venezolanos han trabajado con los disidentes de las FARC para hacer llegar a EE.UU. a través del Caribe y varios países de Centroamérica, unas 250 toneladas de cocaína por año.

«El anuncio de hoy busca erradicar la extensa corrupción dentro del Gobierno venezolano», insistió Barr.

En total EE.UU. presentó cargos contra 15 funcionarios o exfuncionarios venezolanos. También fueron inculpados el exministro de Energía Luis Motta; un antiguo militar de la fuera aérea Oscar Rafael Colmenarez Villalobos; el superintendente de Criptoactivos, Joselit Ramírez; el antiguo subdirector de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y actual agregado militar en Alemania, Edylberto Jose Molina; así como Rafael Antonio Villasana Fernández y Vassyly Kotosky Villarroel, ambos exmiembros de la Guardia Nacional Bolivariana.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.