El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), Mario Arana, desmintió que como sector privado estén buscando que Nicaragua sea suspendida del Tratado de Libre Comercio (RD-CAFTA) con Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica.

“Nosotros no andamos abogando para que Nicaragua sea suspendida del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos. Nosotros creemos que esto sería sumamente grave si llegara a suceder”, afirmó Arana, las declaraciones de Arana fueron expuestas durante la presentación de un Decálogo de Unión, expuesto este lunes por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (AC).

Arana señaló que lo que realmente ha sucedido -sobre las conjeturas que hay sobre la posible suspensión de Nicaragua del Tratado de Libre Comercio- es que han sostenido conversaciones en las que se les ha advertido que la “posibilidad (de suspender a Nicaragua) está siendo valorada”.

Agregó que parte de las razones por las que el país podría ser suspendido, según lo que les han comentado en las conversaciones, “es que Nicaragua cae bajo la teoría de un problema de seguridad nacional para los Estados Unidos y, como tal, con una orden ejecutiva ellos podrían suspender a Nicaragua”.

SECTOR TEXTIL SERÍA EL MÁS AFECTADO

El presidente de AMCHAM insistió en que, si se suspende a Nicaragua, el país tendrá “un problema bastante serio porque así se está viendo, pero no es un tema por el que nosotros andemos abogando”.

Arana advirtió que el mayor impacto que puede tener el país en materia económica -en caso que se suspenda el Tratado de Libre Comercio con Nicaragua- sería en el sector textil y exportación, donde afirmó hay más de 120,000 empleos.

Es importante recordar que las exportaciones desde Nicaragua hacia Estados Unidos han incrementado, aproximadamente, en un 70% desde que el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica entró en efecto en abril de 2006, según información publicada por el portal de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua.

Es por ello que, el sector privado considera que lo más importante es “buscar una salida a la crisis sociopolítica” que enfrenta Nicaragua desde abril 2018, cuando la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo inició la represión contra toda disidencia política, sumergiendo al país en una crisis social, económica y política.

“Como sector privado podemos decir que estamos acá para buscar una salida a la crisis sociopolítica del país, quien atrasa no somos nosotros sino este régimen que parece que no quiere buscar una salida a la crisis que enfrenta el país”, lamentó el presidente de AMCHAM.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.