En Nicaragua, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH) registra un total de 233 casos de violaciones a la libertad de prensa en el país entre enero y agosto de este año.

En su informe mensual correspondiente al mes de agosto el organismo documentó al menos 20 casos de violaciones a la libertad de prensa de todo tipo.

En el actual contexto del país, la FVBCH denunció la “persistencia de un ambiente adverso”, donde no hay ningún tipo de garantías para que los y las periodistas pueden ejercer libremente su labor en Nicaragua.

De acuerdo al organismo, se logró documentar 11 agresiones y ataques, 6 casos de acceso a la información y 3 procesos judiciales contra periodistas.

“Esta nueva ola represiva manifestada en procesos judiciales contra periodistas, es otro método represivo en contra de la prensa independiente, en un intento por intimidarlos y silenciar su labor informativa”, explicó  la FVBCH.

El mayor violador de la libertad de prensa en Nicaragua sigue siendo la Policía Nacional. El 80% de los casos, es decir 16 de ellos, fueron perpetrados por “agentes estatales”, señala el documento de la FVBCH.

Por otro lado, se consta que el 10% (2 de los casos documentados) los actos fueron consumados por agentes no estatales y en 2 casos (10%) no se pudo identificar a los agresores.

Caso canal 12 en ONU

La Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH) elevó su preocupación por la “persistencia e intensificación” de las violaciones de derechos humanos en Nicaragua.

Martha Jackson-Eade, en representación de RIDH expuso ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) su actualización oral sobre la situación de Nicaragua en el marco del 45 periodo de sesiones de este organismo.

La defensora de derechos humanos hizo referencia ante el Consejo sobre el embargo de Canal 12 que realizó el pasado 11 de marzo la Dirección General de Ingresos (DGI) a través de un reparo fiscal por 21 millones de córdobas.

Es otro claro ataque a la libertad de prensa y en contra del periodismo independiente”, dijo.

La representante de la RIDH no descartó que a medida se acerca el periodo electoral en 2021 los ataques puedan intensificarse.

“Nos preocupa que estos patrones de abusos y persecución contra quienes el gobierno percibe como opositores y la impunidad de tales violaciones solo se intensifiquen y empeoren en los próximos meses, con el inicio del periodo electoral”, mencionó Jackson-Eade.

Durante su intervención, Jackson-Eade de la RIDH alentó a los altos representantes del Consejo de Derechos Humanos de la ONU a que sigan vigilando de cerca la situación de Nicaragua.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.