Desde abril de 2018, los periodistas independientes de Nicaragua viven una verdadera pesadilla, y muestra de ello son las 2,392 agresiones registradas en el país desde el inicio de la “Rebelión de Abril” a marzo de 2021.

En Nicaragua, los periodistas son constantemente intimidados, amenazados, robados y hasta golpeados por policías y paramilitares, además que sufren detenciones arbitrarias, secuestro y tortura.

Hasta antes de su cierre, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), era la encargada de documentar y registrar todos los ataques a la libertad de prensa en Nicaragua.

Entre abril y diciembre de 2018, el primer año de la crisis sociopolítica, la FVBCH, reportó un total de 712 violaciones a la libertad de prensa en Nicaragua, que incluye el asesinato del periodista Ángel Gahona, mientras transmitía en directo las protestas en Bluefields.

Puedes leer: Advierten de escalada de agresiones contra periodistas en año electoral

Ese mismo año, se reportaron 371 agresiones y ataques contra los periodistas que se dispusieron a dar cobertura a las protestas que dejaron un saldo de 328 personas asesinadas.

Al menos 76 de los casos registrados en 2018 revelaron el uso abusivo del poder estatal en contra de la prensa nicaragüense. Ese año, se dieron 42 detenciones arbitrarias y 76 violaciones de acceso a la información.

Ataques continuaron en 2019

Nicaragua sigue siendo uno de los países peor evaluados en materia de libertad de prensa del continente, según el informe de Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021, publicado por la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), en el que evalúa a 180 países del mundo.

“La prensa independiente nicaragüense vive una auténtica pesadilla desde que el presidente Daniel Ortega fue reelegido para un tercer mandato consecutivo, en noviembre de 2016”, indica la organización RSF. 

Los ataques a la libertad de prensa en Nicaragua continuaron a lo largo del 2019, año en el que la FVBCH registró 1,267 violaciones en contra de los hombres y mujeres de prensa.

El uso abusivo del poder estatal siguió siendo la práctica más común de atacar a la prensa, pues solo en ese periodo se registraron 1,013 casos.

Otras formas de violencia a la libertad de prensa ese año fueron: las agresiones y ataques (172), de acceso a la información (24), el discurso estigmatizante (22) y tortura (14).

Además, que se registraron al menos nueve procesos judiciales, y casos de restricciones en internet (4).

Primer trimestre 2021

A partir del cierre de la FVBCH el pasado cinco de febrero, el diario La Prensa asumió el rol fundamental con un equipo de promotores para seguir documentando las violaciones.

El informe de violaciones a la libertad de prensa, publicado en el micrositio “Derechos Humanos”, de la página web del diario La Prensa registró un total de 53 casos de agresiones a la libertad de prensa en Nicaragua entre enero y marzo de 2021.

Además: Mujeres periodistas siguen sufriendo agresiones en primer trimestre de 2021

En el marco de celebrarse el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la periodista María Lily Delgado, miembro de la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Nicaragua (ACEN), reconoció la labor de los periodistas que aun en el contexto de represión que vive el país siguen comprometidos con su labor.

“Los periodistas nicaragüenses, debemos continuar informando sobre los derechos humanos, sobre la crisis de derechos humanos que vivimos, fiscalizar al poder de diferentes ideologías y, sobre todo, informando en el tema de la salud que es fundamental para el ciudadano en tiempos de la pandemia”, manifestó Delgado.

Cada tres de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, una fecha que brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como de rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión, señala la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.