“La dictadura retiene nuestro papel, pero no puede ocultar la verdad”, es el titular del diario La Prensa en su edición de este 12 de julio de 2021 en el que anuncia que debido a la retención de la materia prima del periódico, dejarán de circular en su versión impresa.

“Mientras no liberen nuestros insumos no podremos circular en la edición impresa, pero no nos callarán”, dice el texto que acompaña la portada que denuncia y se compromete a continuar, desde sus sitios digitales, denunciando los atropellos de la dictadura contra la democracia.

El anuncio se da dos días después de presentado el informe mensual sobre las violaciones a la Libertad de Prensa en Nicaragua, realizado por el diario La Prensa , correspondiente al mes de julio de 2021, en el que alertan sobre el riesgo de un apagón informativo.

“Desde LA PRENSA, alertamos que persiste la preocupación de caer en un apagón informativo, lo cual agravaría, la ya difícil situación de la libertad de expresión y prensa en Nicaragua”, destacaba el único diario con circulación nacional impresa con más de 90 años de existencia.

El papel se encuentra detenido en un almacén fiscal de la Dirección General de Aduanas (DGA) que no aprueba el trámite de exoneración que realizó el rotativo desde el pasado 26 de julio. Un protocolo administrativo que la empresa debe realizar cada año cuando notifica la cantidad de insumos a importar.

Esta es la tercera ocasión que la DGA retienen material del diario La Prensa, entre 2018 y 2019 retuvo papel, planchas, repuestos, correas por 500 días. Se trataban de 92 toneladas de papel periódico, gomas, revelador de la rotativa, entre otros que habían entrado al país en 10 embarques.

Periodistas perseguidos judicialmente

El informe además documentó, 23 casos de violaciones a la libertad de prensa, por la represión de la dictadura de Daniel Ortega contra el periodismo independiente.

En el detalle del informe se especifica que, durante el mes de julio, el Ministerio Público continuó citando a periodistas, directores y directoras de medios para cuestionarles sobre sus supuestos vínculos con la clausurada Fundación Violeta Chamorro. En ese mes, tres comunicadores fueron citados por segunda vez a la Fiscalía, de acuerdo con el documento.

Ante la escalada de agresiones y amenazas a la prensa independiente “medios de comunicación como La Prensa, Confidencial y otros medios digitales han decidido suprimir la firma de los redactores de los artículos periodísticos. Esta medida transitoria y de emergencia, tiene la finalidad de proteger la integridad de los periodistas amenazada a todos los niveles”, subraya el documento.

Sumado al asedio y amenazas de parte de fanáticos del régimen, el monitoreo reconoce que en el mes de julio al menos 11 periodistas se vieron forzados a salir del país para resguardar sus vida y desde el exilio continuar su trabajo ante la falta de garantías en el país.

Lee: SIP: Régimen orteguista intenta imponer “noche oscura” a la prensa de Nicaragua

En una carta abierta después de haber salido del país para resguardar su vida, el periodista independiente Iván Olivares, quien laboró para Confidencial, denunció que el Ministerio Públicotrató de criminalizar su labor periodística. 

Escribió que “de forma sistemática el fiscal (Manuel) Rugama pretendió inmiscuirse en el fuero interno de mi actividad profesional. En varias ocasiones intentó tergiversar mis palabras e incluso alterar mis declaraciones para que coincidieran con la narrativa oficial del Estado, que busca estigmatizar y criminalizar la promoción y el ejercicio del periodismo independiente en Nicaragua”, subrayó.

El periodista fue entrevistado el 16 y 22 de julio por el fiscal Manuel Rugama, para ahondar sobre el caso de presunto lavado de dinero en contra de la que fue precandidata a la presidencia y fundadora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y ahora presa política de la dictadura, Cristiana Chamorro.

Managua con mayor riesgo

En el mes de julio el monitoreo detalla que se dieron 12 agresiones y ataques, 8 procesos civiles y procesos penales, 2 detenciones arbitrarias y 1 negativa de acceso a la información. Se especifica que 20 casos de las agresiones registradas fueron perpetrados por agentes estatales, en 2 casos los agresores fueron agentes no estatales y en 1 caso los agresores no fueron identificados.

La Prensa detalla que en el departamento de Managua se concentraron la mayor cantidad de casos de violaciones a la libertad de prensa.

Además: Reporteros Sin Fronteras incluyen a Daniel Ortega en lista de “depredadores” de la libertad de prensa

 “En Managua se reportaron 17 casos, lo que equivale a un 73.9 %, seguido de la RACCS con 3 casos, equivalente a 13 % y en los departamentos de Masaya, León y Jinotega se registró 1 caso en cada departamento. Los periodistas y reporteros son los profesionales de la comunicación que más les fueron violentados sus derechos (12 casos), seguido de los editores, directores y ejecutivos de medios (8 casos) y en tercer orden están los fotógrafos y camarógrafos (3 casos)”, reevelan.

282 alertas en 2020

Nicaragua es uno de los paises de Latinoamérica donde más violaciones a las libertades públicas se presentan. La plataforma Voces del Sur, conformada por 13 organizaciones latinoamericanas que defienden las libertades de expresión, en su último informe titulado “Autoritarismo, desinformación y precariedad en América Latina” recopilaron 3,350 alertas por agresiones contra periodistas en trece países durante el 2020.

 Según el informe por parte de Nicaragua se recibieron 282 alertas claras de violaciones al ejercicio de periodístico del país clasificados en 143 agresiones y ataques, una desaparición forzada, 8 detenciones arbitrarias, 30 discursos estigmatizantes, 2 bajo marco jurídico contrario, 12 procesos civiles y penales, restricciones al acceso a la información con 43, seguidos de 18 restricciones en internet, 2 torturas y 33 por abuso de poder.

Voces del Sur detalla que en porcentaje los hombres completan un 48.2% de las agresiones, seguido de mujeres con 23.1% y a medios directamente con 28.7%.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.