Este viernes, según fuentes extraoficiales cercanas a las negociaciones con los representante del régimen Ortega-Murillo, iniciaría la liberación escalonada de todos los presos políticos, sin excepción, hasta completar la salida de los más de 700 en un plazo de una semana.

La información surge un día después que la Alianza Cívica anunciara su regreso, este jueves, a la mesa de negociación con los representante de la dictadura y ante la negativa de participación de la Coalición Universitaria, quien ha demandando hechos concretos por parte de la dictadura.

La fuente informa que «también se acordó que la OEA va a ser garante de que se liberen a todos», para lo cual los organismos de derechos humanos proveyeron la lista de los reos políticos hasta el día de hoy. «Mañana (jueves) se verifica y el viernes comienzan a salir», dijo.

La fuente ha pedido un «voto de confianza» para la Alianza Cívica que ha sido seriamente cuestionada por regresar a la mesa de negociación sin las garantías mínimas y sin la representación del sector campesino, universitarios, familiares presos políticos, madres de abril, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y organismos internacionales.

Las sanciones solicitadas, este jueves, por el Parlamento de la Unión Europea tampoco se detendrán, así como las proveniente de Estados Unidos, la aplicación de la Nica Act y la ley Global Magnitsky.

Hasta ahora Ortega no ha dado muestras de voluntad política de resolver la crisis económica y socio política que provocó su respuesta violenta y desproporcionada contra un grupo de estudiantes universitarios que protestaron ante las reformas al seguro social el pasado 18 de abril del 2018.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.