Este #8M la información sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres en Nicaragua se vio significativamente mermada en comparación con años anteriores.

Las causas podrían ser muchas: la saturación de la agenda ante la crisis socio política que afecta la nación, la falta de periodistas sensibles al tema o bien porque los medios consideren que el tema «ya no vende» porque muertas o vivas los cuerpos de las mujeres son mercancías.

En un monitoreo entre medios digitales y tradicionales notamos que hubo una marcada tendencia en ubicar a las mujeres con respecto a su protagonismo y resistencia en la rebelión pacífica surgida el 18 de abril del 2018.

¿Qué publicaron?

Medios como Niú, elaboraron un reportaje resaltando la historia de ocho mujeres en la lucha cívica, pero además abordaron la violencia digital con información actual. Y aprovecharon el día para rescatar material informativo publicado en años anteriores en los que resaltaba el avance de la mujer en diferentes espacios.

Otros, como Artículo66 hicieron una copilación de historia de las mujeres emblemáticas en la lucha cívica. Y algunos como Nicaragua Investiga, Nicaragua Actual se limitaron a la cobertura de una conferencia de prensa organizada por la Articulación Feminista.

El diario La Prensa sorprendió con una campaña de reconocimiento a la mujer por su resistencia al régimen. Mientras, El Nuevo Diario preparó un trabajo especial sobre los 10 rostros femeninos más destacados durante la crisis.

4to Mono fue el único medio que rescató el estado, deplorable, de los derechos de las mujeres con respecto a salud, educación, una vida sin violencia, derechos sexuales y reproductivos sin obviar la situación actual.

Sin embargo, vale mencionar que el contexto actual tampoco permite que el gremio ejerzan su oficio en libertad, tomando en cuenta que muchos han tenido que exiliarse ante la represión y persecución del régimen, y aun en esas circunstancias, no han dejado de ejercer su derecho a informar para las y los nicaragüenses.

A eso sumemos que muchos de los medios digitales, surgidos en 2019 ante el exilio periodístico, cuenta con poco personal y recursos como para brindar una información completa sobre la situación del país.

Femicidios invisibilizados

Mientras la crisis acapara nuestra atención los femicidios incrementan.

En los primeros dos meses y medio del 2019 se registran más de 13 casos, lo que representa un incremento con respecto al 2018.

No obstante, poco o nada más allá del hecho puntual, hemos podido observar en los medios sobre este fenómeno. En especial, cuando el ascenso de los femicidios se encuentra estrechamente vinculado con la persecución que el régimen Ortega-Murillo tiene contra las activistas y el cierre de organizaciones no gubernamentales que trabajaban en la prevención.

Aunado al sistema de justicia politizado y carente de cualquier enfoque de género que se sostiene en una red de ciudadanos partidarios del gobernante Frente Sandinista, quienes en línea con el discurso oficialista y sin ninguna formación hacen de oficiales de policía y atienden, por órdenes gubernamentales, a las víctimas de violencia a quienes aconsejan volver a casa y conciliar con su verdugo por ‘el bien de la familia’.

La Prensa, El Nuevo Diario y Artículo66 han hecho algunas publicaciones sobre casos puntuales. Uno de ellos, aunque intentó enfocarse en el fenómeno, erró al asemejar los términos legales de asesinato y femicidio, y abordar el hecho como un simple ‘suceso’.

Solo para aclarar, el crimen de una mujer hace años se convirtió en femicidio. Y la violencia dejó de ser privada, de pareja o doméstica para ser nombrada de género, pues ocurre ante condiciones de desigualdad entre hombres y mujeres que dan origen a las causas del crimen.

Y si bien es cierto que el contexto nos ahoga, vale la pena reconocer el trabajo de las y los periodistas, pero sin dejar de hacer mención que ese otro 50 por ciento, con o sin crisis, se enfrentan a un sistema desigual en el que no solo son víctimas de violencia en el espacio público por ejercer y/o exigir sus derechos ciudadanos sino también en casa.

+ posts

Periodista especializada en género y derechos humanos.
Es fundadora y directora de www.lalupa.press
Activista feminista en El blog de tu madre.