Las mujeres periodistas están doblemente expuestas en el ejercicio de su profesión, ya que se enfrentan a la violencia física en los espacios públicos por parte de fuerzas estatales y paraestatales, y se enfrentan a la violencia psicológica y sexual dentro de sus espacios de trabajo por parte de sus compañeros, así lo reveló la investigación Violencias machistas contra periodistas y comunicadoras.

El informe fue presentado dentro de un debate con periodistas latinoamericanas y de España, organizado por la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, donde expusieron los avances de sus países sobre los derechos de las mujeres en los medios de comunicación, así como sus retos. La doble vulneración a la violencia fue el factor común entre todos los países de la región.

“La violencia machista en el ejercicio periodístico es generalizada, y se ensaña con el cuerpo, la apariencia, el tono de voz, las habilidades y capacidad profesionales de las periodistas y comunicadoras”, establece una de las creadoras de la investigación, Faviola Calvo.

Esto tiene como consecuencia que las mujeres tengan miedo de denunciar por temor a perder su trabajo, a perder credibilidad o a ser estigmatizadas, señala.

Violencia en números

De acuerdo a las más de 500 encuestas realizadas por las investigadoras, el 73.4% de las periodistas y comunicadoras sufrieron violencia psicológica en el ejercicio de su trabajo, el 67.1% enfretó algún tipo de acoso sexual, el 34% sufrió violencia física y el 6.1% violencia sexual.

Estas agresiones fueron ejecutadas mayormente por jefes, compañeros, fuentes y usuarios anónimos en internet, y se profundizaban si las mujeres tenían una orientación sexual, identidad de género y origen étnico diferente a la mayoría.

Si bien los periodistas hombres también sufrieron estas violencias en las encuestas, «ya que el periodismo se ejerce en un ambiente bastante hostil», las violencias no estaban motivadas por motivos de género, ni estaban mayormente ejercidas por mujeres.

Por su parte, la UNESCO expone que otras de las violencias que viven las mujeres periodistas es la violencia digital con un 72%, la cual “ha incrementado incontrolablemente” en los últimos años, siendo la pandemia uno de los posibles factores que exacerbó la crisis.

Mujeres crean sus propios medios

Por otro lado, durante el debate realizado por la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, las periodistas manifestaron que debido a la poca paridad y equidad de género que existen en los medios tradicionales, las mujeres han decidido crear sus propios medios digitales. Pues, aunque ellas representan al menos la mitad en las salas de redacción, son casi inexistentes en los puestos de dirección.

“Estamos reproduciendo el trabajo de cuidado, somos el sostén de todas las estructuras periodísticas versus los que tienen la voz y hacen los trabajos visibles, que suelen ser los hombres”, expresa una periodista de España.

Lee: Mujeres periodistas de La Prensa: “No solo se ataca a un diario independiente sino a cientos de familias”

Aunque existan leyes de paridad en los medios de comunicación como en Argentina, las mujeres escasean a medida que suben en las jerarquías. De acuerdo a lo que expresan las profesionales, hay suficientes mujeres redactoras, diseñadoras y de comunity manager, pero no pueden liderar los espacios donde trabajaban.

Una investigación en más de 121 medios de comunicación realizada por la Asociación de Periodistas Feministas en España,  reflejó que las mujeres son directoras únicamente en un 19% en total. En el periódico de papel y la radio fueron los medios donde había menor presencia de dirección femenina con un 16%, mientras que en los medios digitales representan un 20%.

Por otro lado, debido al cierre de varios medios nicaragüenses por órdenes del Régimen Ortega Murillo, han surgido diversos medios de comunicación digitales, de los cuales al menos 10 son dirigidos por mujeres, según contabilizó la periodista Maryórit Guevara.

Así que la creación de medios propios no solo les brinda a las mujeres la oportunidad de establecer sus propios agendas, sino que también es una manera de democratizar la profesión, expresan las redactoras.

Represión dificulta el avance de las mujeres

No obstante, entre otros de los retos que enfrentan las profesionales, es la a consolidación de gobiernos que atentan contra la libertad de prensa como en Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y Brasil, hace que los medios de mujeres sean blancos ataques por sus posiciones críticas, expresó una periodista brasileña durante el panel.

Pues, indica que “hay un ataque frontal al ejercicio de la profesión y a la democracia”, y aunque los países están comprometidos a acuerdos internacionales de libertad expresión y de prensa, en la realidad no se realiza.

Además: Mujeres periodistas siguen sufriendo agresiones

El caso de las amenazas que sufrieron las periodistas salvadoreñas Karen Moreno y Beatriz Benítez, quienes escriben para la Revista Gato Encerrado, medio especializado en género, es uno de los ejemplos de los ataques que afrontan el periodismo independiente, seún la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Mientras tanto en Nicaragua, las periodistas mujeres viven una situación similar, ya que representaron el 45% de las víctimas de ataques que sufrieron los 22 periodistas independientes en el mes de agosto, indica el último informe de Violaciones a la libertad de prensa realizado por El Diario La Prensa.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.