El Gobierno reconoció este lunes, a través del Ministerio de Salud (Minsa), la detección del décimo caso positivo de COVID-19, insistiendo que se trata de un señor de 58 años «contacto de un caso importado», dijo el secretario general, Carlos Sáenz.

«Hoy tenemos una persona con COVID-19, un señor de 58 años de edad, contacto con caso importado, que se encuentra delicado y estable», dijo el Secretario General de Salud en conferencia de prensa ante los medios oficialistas.

Te puede interesar: Tres casos de covid-19 confirmados en tres días seguidos: ¿qué dice este dato del manejo de la pandemia?

Por otro lado, el Minsa informó que el paciente de 59 años de edad, confirmado el pasado 11 de abril como la novena persona con COVID-19, está recuperado y fue dado de alta.

«El señor de 59 años de edad, contacto con otras nacionalidades, se encuentra con prueba de COVID-19 negativo, está recuperado, y se le proporciona seguimiento responsable y cuidadoso. Gracias a Dios», dice en su acostumbrado monólogo el funcionario del Minsa.

Finalmente, entre sumas y restas que están haciendo diariamente con los casos en seguimiento, hasta este lunes confirmó que hay 13 personas en «cuido y monitoreo responsable y permanente».

Nicaragua confirmó su primer caso el pasado 18 de marzo, desde entonces, el régimen ha sido fuertemente criticado por la falta de transparencia y el manejo de la pandemia. A la fecha las autoridades sanitarias confirman la recuperación de siete personas y el fallecimiento de dos, que fueron los casos número 2 y 8.

El último informe, el número 22, del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) reporta que Nicaragua es el único país de la región que continúa impartiendo clases en instituciones públicas y privadas y no tiene restricciones de ingreso al territorio nacional para extranjeros, pero sí para sus nacionales.

No obstante, el viernes pasado se conoció que el régimen cerró fronteras y rechazó dos vuelos de nicaragüenses que están varados en Las Islas Caimán, y este fin de semana no permitió el ingresó de un grupo de 91 ciudadanos nicas que provenían de El Salvador.

También: Segundo fallecido por COVID-19 en Nicaragua, según Minsa

El informe del SICA destaca que Nicaragua, al igual que el resto de países, ha implementado el resto de acciones para tratar de frenar la propagación del virus, como por ejemplo, el establecimiento de controles sanitarios en puntos de ingreso, terrestres, aéreos y marítimos y la implementación de protocolos de vigilancia epidemiológica a nivel nacional.

Y aunque el régimen no habla, ni utiliza la palabra cuarentena, el SICA sostiene que Nicaragua implementó la «cuarentena preventiva para nacionales y extranjeros» como otra de las medidas contra el COVID-19.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.