Las autoridades sanitarias de Costa Rica informaron este domingo, 12 de abril, que la menor de edad nicaragüense que ingresó a su territorio de forma irregular el pasado 11 de abril fue sometida a la prueba de COVID-19 y dio negativo, luego de haber sido cuestionada por no haber rechazado el ingreso de la menor.

La vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell explicó, a través de sus redes sociales, que la adolescente «no puede ser devuelta a su nación de origen porque, según el artículo 65 de la Ley General de Migración y Extranjería, en ningún supuesto podrán rechazarse personas menores de edad no acompañadas».

https://www.facebook.com/45370099451/posts/10158349774014452/?sfnsn=mo

La dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica también informó, a través de su cuenta oficial de Facebook, que fue detectada «ingresando al país de forma irregular por el sector de Upala», pero al ser abordada determinaron que se trataba de una «menor de edad no acompañada, que además se encuentra en un estado mayor de vulnerabilidad, al detectarse que la misma está embarazada», por lo que no procedieron a rechazarla y activaron de forma inmediata el «Protocolo de atención a menor de edad no acompañada».

Lea también: Detenidos tres costarricenses que traficaban con migrantes nicaragüenses

La menor fue trasladada por la Cruz Roja de Costa Rica para verificar su estado de salud. Las autoridades apuntaron que «se abstendrán de brindar mayor información, ya que se trata de una PME (Persona Menor de Edad) y su condición de salud, información que es clasificada como confidencial».

https://www.facebook.com/234128363310395/posts/2961188050604399/?sfnsn=mo

Rechazo por supuesto contagio

Las críticas de los costarricenses se enfocaban en la posibilidad de que la menor fuera un caso positivo de COVID-19, ya que presentaba síntomas como fiebre, congestión nasal y dificultad para respirar.

Sin embargo, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguridad Social (CCSS), Román Macaya, explicó que la menor «fue sometida a al prueba y salió negativa», pero no sería rechazada por su estado de vulnerabilidad y porque además es protegida por el artículo mencionado por Campbell.

Hasta el 25 de marzo, según los reportes del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica, se rechazó el ingreso de más de 600 nicaragüenses que buscaban entrar de forma “irregular” y “violentando la orden del cierre de fronteras”, emitida por el Gobierno costarricense para evitar la propagación de la pandemia del COVID-19.

Los casos de contagio por COVID-19, hasta este sábado 11 de abril, ascienden en Costa Rica en 577, de los cuales 49 se han recuperado, según las autoridades.

Foto principal: Tomada de la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.