A menos de 24 horas de los resultados preliminares que anunció el Consejo Supremo Electoral sobre los comicios presidenciales, donde establece que Daniel Ortega encabeza el 74.99% de votos con el 49.25% de Juntas Receptoras de Votos escrutadas, Estados Unidos, Costa Rica, Panamá, Chile y 27 países de la Unión Europea manifestaron que no reconocerán dichas elecciones debido a la falta de democracia con las que fueron llevadas a cabo.

Lee: Rechazo nacional e internacional: ¡FRAUDE!

Los primeros países en pronunciarse fueron Costa Rica y Estados Unidos el día de ayer, antes que anunciaran los resultados ya esperados. No obstante, desde tempranas horas de la mañana la lista de países que rechazan el quinto mandato consecutivo de Ortega aumenta.

Las elecciones realizadas el pasado 7 de noviembre han sido calificadas hasta ahora como “burla a la democracia”, “pantomima”, y todas apuntan a que carecen de legitimidad y credibilidad de acuerdo a los comunicados que ha lanzado la comunidad internacional.

Los países recalcan que los comicios no cumplieron con las garantías mínimas requeridas para ser considerados “libres, participativos, justos, transparentes e inclusivos». Por el contrario, fueron sepultadas con la persecución y represión contra personas opositoras, organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación.

Asimismo, demandan al Gobierno de Nicaragua la liberación inmediata de las más de 150 personas presas políticas, la restitución de los derechos humanos y cumplir con todas las medidas necesarias para que se restablezca la democracia.

También: Alto nivel de abstencionismo y violencia política en 78% de municipios, registra Urnas Abiertas

Unión Europea: “la integridad del proceso electoral quedó anulada”

El Alto Representante de la Unión Europa, Joseph Borrell, declaró que cualquier legitimidad de las elecciones quedó inhibida por el encarcelamiento, el acoso y la intimidación sistemáticos de la sociedad civil que se oponía al régimen, incluyendo el de 7 candidatos presidenciales, quienes todavía están privados de libertad y con los juicios detenidos.

Según el Alto Representante no solo se privó a las personas nicaragüenses del derecho de elecciones creíbles, sino que Nicaragua no ha cumplido con ningún compromiso en materias de derechos humanos, incluyendo la propia Constitución Política del país.

A esto se le sumó el Representante gubernamental de España, José Manuel Álvarez, diciendo que no reconocerán las elecciones porque “son una burla a la Democracia, al pueblo de Nicaragua y a la comunidad internacional”, y que las condiciones en que se celebraron fueron inaceptables y arbitrarias, por lo que el Ejecutivo, Pedro Sánchez “reclama  unos comicios libres, justos, transparentes y concurridos que garanticen la participación de todos los nicaragüenses”.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos mostró su apoyo al posicionamiento de la UE, pues las eleeciones se realizaron sin garantías democráticas, y expresó su preocupación sobre la situación que atraviesa Nicaragua.

Ante esto, la portavoz de Exteriores de Alemania, Andrea Sasse, compartió en una rueda de prensa ordinaria el llamado de «regresar al proceso democrático y a poner en libertad de inmediato a los presos políticos».

Latinoamérica también rechazan elecciones

Andrés Allamand, canciller de Chille, manifestó en un comunicado que el acto electoral de ayer «careció de todas las condiciones para ser estimado válido y transparente», puesto que «la jornada se realizó en el contexto de graves violaciones a los derechos humanos», y que el Gobierno de Chile «rechaza y no reconoce la legitimidad de las elecciones realizadas en Nicaragua, las que apuntan a eternizar a Daniel Ortega y Rosario Murillo en el poder consolidando un régimen dictatorial».

Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá se unió a la demanda de un gobierno legítimo, ya que «comprometido con el fortalecimiento de la democracia en la región, rechaza las condiciones excluyentes del proceso electoral, así como las sistemáticas vulneraciones de derechos humanos».

Asimismo «reitera el llamado a las autoridades nicaragüenses a que cumplan con sus compromisos internacionales, liberen de manera inmediata los presos políticos y restituyan todos sus derechos civiles y políticos», manifiesta.

Costa Rica, quien ya se había posicionado el día de ayer, se volvió a pronunciar hoy a través de los diputados de la Asamblea Legislativa, también exigiendo la liberación inmediata de las personas presas políticas.

La diputada Carolina Hidalgo expresó que «una vez más este país ve sus elecciones secuestradas por un régimen dictatorial liderado por Daniel Ortega y Rosario Murillo. Nicaragua recibe un golpe más que confirma que en nuestro país vecino no hay democracia».

Otros organismos como Consejo Nacional Empresarial de Guatemala; la Fundación CADAL de Argentina; y el Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA) también se pronunciaron en contra de los comicios.

IDEA junto con cuatro expresidentes latinoamericanos Fernando Henrique Cardoso, de Brasil; Laura Chinchilla, de Costa Rica; Ricardo Lagos, de Chile; Juan Manuel Santos, de Colombia; y el exvicepresidente de CR, Kevin Casas, soliticaron a la OEA aislar al régimen y aplicar el artículo 21 de la Carta Democrática, de modo que Nicaragua sería suspendida de la OEA.

Asimismo, la Unidad Nacional Azul y Blanco, una de las principales organizaciones críticas al régimen tampoco reconoce los resultados, los cuales califica como «votaciones ilegales», y recalca que la ciudadanía respondió con las puertas cerradas, calles y centros de votación vacíos, mientras que en el exilio miles de nicaragüenses mostraron su repodio a la farsa con marchas y plantones.

La jornada electoral estuvo caracterizada por un un 81% de abstención, según Urnas Abiertas y con múltiples violaciones a los derechos humanos, en los que se encuentran más de 26 detenciones arbitrarias contra personas opositoras, intimidación, allanamiento, paramilitarismo en los Centros de Votación y personas obligadas a votar por el partido de gobierno.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.