La dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ordenó la liberación de al menos seis personas el mediodía de este jueves.

Entre las excarcelados figuran Katherine Scarleth Martínez, originaria de Managua; Lesther Renato Ruiz, de Carazo; Owen Ramsés Marín Calero, de Niquinohomo; Bryan Urbina, de Managua; Mayela Cruz, de Madriz y Víctor Pérez, de Masaya.

El excarcelado, Owen Ramsés Marín Calero confirmó a La Lupa que desde las primeras horas de este jueves llegó a su celda un oficial del penal y le dijo que “alistará sus cosas”.

“No me dijeron que iba libre, yo pensé que iba trasladado, después me dijeron que firmara la carta de libertad (…) No me dejaron leer, solo me dijeron que firmara, pero yo leí que decía carta de libertad, me pidieron los datos de mis padres y mi dirección”, señaló el joven que permaneció siete meses en prisión.

Marín Calero se vinculó a las protestas al inicio del estallido social, pero después de ver la persecución del régimen dejó de asistir,  no obstante fue acusado por el delito común de robo, asegura.

Al momento de llegar a Niquinohomo no había nadie en su casa que lo recibiera. Doña Fátima del Socorro Calero, asegura que recibió una llamada confirmando la liberación de su hijo.

“Dios es el único que nos da el triunfo, estoy feliz y agradecida con todas las madres y los que oraron por nuestros hijos (…) Para nosotros fue duro todo este tiempo, para mí fue sorprendente que lo hayan venido a dejar hoy, yo no estaba en mi casa y me llamaron que mi hijo estaba en la casa y yo que no creía les decía llorando,  no me mientan porque yo no lo podía creer”, narró doña Fátima.

En Managua, a doña Luz Martínez Arancibia, progenitora de Katherine Scarleth Martínez, quien estuvo en prisión aproximadamente tres meses, la medida adoptada por el régimen también la tomó por sorpresa.

“Dios quiera que no me vuelvan a recapturar a mi hija, eso pienso yo, porque mi hija es inocente de todas las cosas que la acusaron, he sufrido mucho por el tiempo que estuvo mi hija presa y espero que mi hija esté libre para seguir en la lucha por Nicaragua”, señaló Martínez Arancibia.

Katherine Scarleth permaneció recluida en las celdas del penal de mujeres La Esperanza, tras ser acusada de haber provocado una explosión en el sector de las Américas 3, pero luego fue incriminada por narcotráfico.

La joven de 18 años apoyó las protestas de los estudiantes llevando agua y comida a la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), y también estuvo activa en todas las manifestaciones desde abril de 2018.

EN EL LIMBO JURÍDICO

La abogada María Oviedo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) confirmó que al menos de tres de estos casos jurídicamente son atendidos por esta organización.

Como ocurrió en las liberaciones anteriores las autoridades del Sistema Penitenciario no explicaron las medidas adoptadas para otorgar la liberación de estas personas. Según la abogada, las únicas formas legales para poder otorgar la libertad a estas personas es haciéndolo por la vía judicial, por indulto o amnistía.

También: Dictadura de Daniel Ortega prepara «juicio final» para tres presos políticos excarcelados

“En ninguna de las tres circunstancias se dio, por lo menos no nos han notificado que exista una de esas causales, ellos únicamente los sacaron de la cárcel y los llevaron a sus casas”, manifestó Oviedo.

La abogada y defensora de derechos humanos señaló que darán seguimiento a la situación jurídica de los tres casos que llevan como CPDH.

“Nosotros lo que hacemos es que nos personamos en el Complejo y hablamos con el judicial y si no nos dan una respuesta convincente presentamos un escrito para que ellos se pronuncien en base a qué fueron excarcelados, con qué medidas, y nunca nos contestan ya sabemos que ellos están siguiendo la orden del Ejecutivo”, señaló la abogada.

Entre los excarcelados también está Mayela Cruz, una mujer trans que estaba recluida en una cárcel de la ciudad de Somoto, Madriz, y que habría sufrido un preinfarto cardíaco estando en prisión debido a que le negaron la atención médica.

En el Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo, todavía permanece un número significativo de presos políticos. Hasta antes de última excarcelación se contabilizaban más de 65.

“Yo demando la libertad de todos los presos que todavía se encuentran encarcelados, que salgan libre”, puntualizó la madre Katherine Scarleth.

Desde el pasado 18 de enero un grupo de presos políticos se encuentran en huelga de hambre.

LIBERAN 1000 REOS COMUNES

La dictadura orteguista anunció a través de sus medios oficialistas que 1000 presos comunes recibieron este 13 de febrero el beneficio legal de convivencia familiar en vísperas del Día del Amor y la Amistad, que se celebra mañana.

La información publicada en los medios oficialistas no brinda la lista de los 1000 presos beneficiados con la medida y se desconoce si estos presos políticos van incluidos en esa cantidad de excarcelados.

Según publicaron los medios oficialistas, la ministra de Gobernación, María Amelia Coronel, declaró durante un acto de liberación de los reos comunes que las autoridades del régimen están convencidas «que los que hoy recuperan la libertad sabrán aprovecharla».

Foto tomada de Twitter @resistenciacamp

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.