Médicos de 29 asociaciones del país hicieron un llamado urgente a fin de que se tomen “acciones humanitarias” a favor del grupo de aproximadamente 500 nicaragüenses que se encuentran varados en la frontera de Peñas Blancas y exhortaron a que se les realice la prueba de COVID-19.

“Instamos a las autoridades a que dispongan de una brigada médica del Ministerio de Salud que se movilice de inmediato a la frontera sur, para realizar de manera gratuita las pruebas de COVID-19 a los ciudadanos que esperan por su ingreso a nuestro territorio”, señalan las 29 asociaciones médicas que firman el comunicado.

Desde hace más de una semana, un grupo de conciudadanos permanece en condiciones precarias en la frontera Sur de Nicaragua, sin que el régimen les permita el ingreso debido a que no portan con la certificación de la prueba COVID-19.

Los nicaragüenses, entre ellos mujeres embarazadas y niños, se encuentran a la intemperie en la zona fronteriza bajo champas que improvisaron con plástico negro para protegerse del sol y la lluvia.

“Las asociaciones y sociedades médicas no queremos más fallecidos por COVID-19 y para ello debemos de unir esfuerzos para lograrlo (…) Formulamos un llamado urgente para que se tomen acciones humanitarias en apoyo a los centenares de nicaragüenses que se encuentran en las fronteras, intentando regresar a su país”, señalan.

Esta semana la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco informó que a través de gestiones que realizaron lograron conseguir al menos 70 pruebas para proveerlas a los nicaragüenses que están en la frontera.

Mientras tanto el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) instó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a que faciliten las más de 400 pruebas que se necesitan para proveerlas a los connacionales que están varados.

Personal de salud

Por otro lado, las 29 asociaciones médicas mostraron gran preocupación por la falta de interés del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que no proceden a reintegrar a sus labores a los médicos que fueron despedidos en el contexto de la pandemia.

“Al gobierno de Nicaragua le recordamos que las autoridades de Salud deben velar por la integridad física y emocional de su personal sanitario; y por la salud del pueblo, al cual se deben, según la Constitución Política de Nicaragua en su artículo 59 (…) Continuamos observando con preocupación que el gobierno de Nicaragua no integra al personal de salud despedido”, señalan en el comunicado.

En junio pasado, más de quince médicos, todos ellos profesionales de primera línea, con amplia experiencia y años de servicios en los hospitales públicos del país, fueron despedidos sin explicaciones y de manera injustificada.

Los profesionales despedidos habían firmado la solicitud en la que exhortaron al régimen acatar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para el manejo de la pandemia, recomendaciones que ignoran a la fecha.

“Sigue sin promover las mínimas medidas de prevención, distanciamiento físico al menos dos metros entre persona y persona, uso generalizado de mascarillas, caretas faciales o pantallas protectoras plásticas, lavado constante de manos con agua y jabón por al menos 40 segundos, y cierre temporal de centros educativos en todos los niveles de la enseñanza, pública y privada”, manifiestan las asociaciones médicas del país.

No bajar la guardia

El pasado primero de junio las mismas asociaciones exhortaron a los nicaragüenses realizar una “cuarentena voluntaria” y tomar como propias las recomendaciones de las organizaciones internacionales de salud frente a la pandemia.

Aunque muchos acataron el llamado, les preocupa la “falsa impresión” de que la pandemia del COVID-19 “se está acabando”.

“Observamos que existe una falsa impresión que la pandemia del COVID-19 se está acabando, cuando, por el contrario, la enfermedad está presentando segundas oleadas en numerosos países del mundo”, señala el comunicado.

En ese sentido, los profesionales que integran esas asociaciones instan a los “ciudadanos a no bajar la guardia y continuar con las campañas de prevención que realizan los diversos sectores de Nicaragua”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.