Sonriente recibiendo la orden Alren Siú como mujer destacada de Jinotepe (Carazo), al lado del alcalde Mariano Madrigal, se le ve a Yadira Ramos, una oficial de la policía orteguista que el pasado seis de julio de 2018 fue declarada muerta después de ser presuntamente tortura en el tranque de Hertylandia.

La noticia ha causado conmoción entre la población de Jinotepe, pues durante más de un año, a nivel nacional e internacional, era de conocimiento público que Ramos había sido asesinada después de “días de tortura”, y de incluso haber asesinado a su esposo aunque hasta la fecha nunca se conoció el nombre del finado.

Sin embargo, este tres de agosto apareció en una fotografía que fue colgada, y ya retirada, de la página en facebook de la Red de Comunicadores Carazo. Esta publicación causó relevancia entre los usuarios de redes sociales quienes denunciaron el hecho como “una farsa” del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, señalado de inventar casos para incriminar a la población que se encontraba en los tranques.

UN CASO JUDICIAL

El caso de Yadira Ramos, llegó hasta los Juzgados de Managua, no por asesinato sino por los delitos de secuestro y tortura por el cual acusaron a Josué Rojas Álvarez, Juan Carlos y Luis Miguel Esteban Lesage, quienes fueron procesados y liberados en junio de 2019 como resultados de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el régimen de Ortega.

En la misma acusación el Ministerio Público los señaló, junto a Rodrigo Rojas Arburola, Rodolfo Rojas y Nahomi Urbina, alias Comandante Masha, de secuestrar al policía orteguista Alexander Antonio Nicaragua, quien en juicio logró reconocer a sus captores a pesar que al momento del hecho tenía los ojos vendados, estaba envuelto en una capucha, y no conocerlos previamente para poder identificarlos por sus voces.

Los jóvenes que participaron en el tranque de Hertylandia también fueron acusados por crimen organizado, en concurso real con los delitos de terrorismo y entorpecimiento de los servicios públicos. Los mismos asumen haberla retenido para canjearla por sus compañeros que se encontraban en El Chipote.

“Le dimos comida, agua, la canalizamos porque se sentía débil. Se retuvo como medida de presión, para negociar la salida de presos políticos que estaban en El Chipote”, dice uno de los jóvenes que participó en el tranque y que hoy se encentra en el exilio ante una orden de captura girada en su contra por la policía orteguista.

Yadira Ramos, fue liberada el 7 de julio de 2018 “justamente ese mismo día en la noche Daniel decía en un acto, celebrado en Managua, que la habíamos matado, cuando ya se la habíamos entregado”. Un día después la policía orteguista ejecutó en Carazo la denominada Operación Limpieza que dejó más de 30 asesinados.

La foto que fue retirada de facebook de la Red de Comunicadores de Carazo.

CASOS EN ENTREDICHO

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, ha sido señalado de fabricar casos judiciales para incriminar a la población protestante en un supuesto “golpe de estado”.

El caso más emblemático es el de Bismark Martínez, proclamado Héroe de Amor, quien presuntamente fue asesinado en un tranque. En junio pasado sus restos fueron supuestamente localizados y la última semana de julio, la familia que recientemente aparece cercana a la pareja dictatorial en los actos públicos, fue indemnizada con casi 20 mil dólares.

Mientras los asesinatos de Álvaro Conrado, Darwin Manuel Urbina, Richard Pavón Bermúdez, Carlos Bonilla López, Alvin Molina Hodgson, Michael Humberto Cruz, Orlando Francisco Pérez, Franco Valdivia Machado, Geovani Sobalvarro, Moroni Jacob López, Juan Kayko Martínez, Erick Cubillo Solís,  Jairo Mauricio Hernández, Harlinton Raúl López García, Álvaro Gómez Navarro, Abraham Amador y los más de 300 asesinados en el contexto de las protestas contra el régimen de Daniel ortega y Rosario Murillo, no existe una sola investigación, así como tampoco detenidos.

+ posts

Periodista especializada en género y derechos humanos.
Es fundadora y directora de www.lalupa.press
Activista feminista en El blog de tu madre.