El ex mandatario boliviano Evo Morales reapareció en twitter, tras 11 horas de su último tuit en el que denunciaba la instrucción de una orden de captura y el asalto a su casa, para acusar al ex candidato opositor Carlos Mesa y el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, de «racistas y golpistas».

Morales les pidió que «asuman su responsabilidad de pacificar al país» y que «garanticen la estabilidad política y convivencia pacífica», un día después de su renuncia como presidente del país andino ante los hechos de violencia y persecución que se desataron en varias provincias del país en contra de sus partidarios.

Morales se refirió también a las acciones violentas y de racismo que han desatado grupos de choque opositores, de las que pretenden responsabilizar a sus seguidores. «Los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa, ahora mienten y tratan de culparnos del caos y la violencia que ellos han provocado. Bolivia y el mundo son testigos del golpe».

AGRADECIÓ MUESTRAS DE SOLIDARIDAD

También agradeció las muestras de cariño que lo conmovieron tanto «hasta hacerme llorar».

Evo Morales renunció este domingo luego de casi 20 días presión en las calles y 13 años como líder de la nación sudamericana.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.