Al menos seis niños y niñas están internados en “estado delicado” por contagio de COVID-19 en el hospital Manuel de Jesús Rivera, La Mascota, detalla la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabaja con la Niñez y Adolescencia (Codeni).

Esta organización denuncia la falta de acceso a las estadísticas confiables, claras y actualizadas por lo que imposibilita saber “cuántos niños, niñas y adolescentes han quedado en situación de orfandas por la pandemia”, por lo cual los únicos datos que cuentan es por el monitoreo a medios independientes cuyas fuentes son confiables.

Jorge Mendoza, vocero del consejo de la Codeni dijo que seguirán exigiendo al Gobierno que se suspendan las clases. “Esta comprobado en todo el mundo que el protocolo preventivo es suspender las clases. Solo Nicaragua no lo ha hecho. Y eso nos preocupa bastante porque la niñez cada vez está más indefensa”.

Y esa falta de condiciones para la niñez en Nicaragua se ha remarcado desde la crisis sociopolítica y ahora con la pandemia del coronavirus COVID-19 condenando al aumento del trabajo infantil, explotación sexual y en el peor de los casos a la orfandad.

Piden cancelar clases

En el país alrededor de un millón 800 mil estudiantes están en riesgo, según la Codeni el 50% de la población dejó de asistir a clases desde el inicio de la pandemia, pero que aún existen padres de familias que están mandando a los niños a las clases, exponiéndolos al riesgo de contagiarse sin ninguna protección.

“Demandamos al Estado asumir y cumplir su rol de garante y protector de los derechos de niñas, niños y adolescentes, la implementación de acciones que los proteja; destinar los recursos económicos necesarios para las instituciones públicas y realizar investigaciones transparentes ante las situaciones de violaciones a los Derechos Humanos, para determinar los responsables y alcanzar justicia y reparación a las víctimas.”, resalta el pronunciamiento que ocurre en el contexto de la semana de la niñez y adolescencia.

Mendoza indica que esa falta de medidas pone en mayor vulnerabilidad a la niñez nicaragüense porque de cada 10 niños 7 han sido víctima de algún tipo de violencia.

Por ello desde la organización condenan la agudización de la violencia sexual, el embarazo a los adolescentes, la maternidad impuesta y los femicidios contra niñas, adolescentes y mujeres que se encuentran inofensivas por la falta de medidas preventivas por parte del Estado.

El comunicado también insta a los padres de familia a acatar a las recomendaciones que brindan los especialistas y a explicarle a los niños y niñas sobre el significado del Covid.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.