Un segundo grupo de 100 nicaragüenses ingresaron al país, después de permanecer varados en Panamá por la intransigencia del régimen de Daniel Ortega que no agiliza los trámites para el retorno seguro del resto de  conciudadanos.

Javier Robles es uno de los nicaragüenses que regresó este martes debido a las condiciones económicas que complicaron su estadía en el país canalero por el contexto de la pandemia del coronavirus.

“Panamá está fregado, todo se cerró y el país se paralizó. Los proyectos, los trabajos se cerraron y tuvieron que despedir, sin trabajo uno no vale nada, por lo menos uno aquí tiene su casa donde dormir y nadie lo va a correr, en cambio si usted no paga lo corren”, refirió Robles.

En total, 1,180 nicaragüenses quedaron en iguales condiciones y decidieron regresar a Nicaragua, pero el régimen no les permitía su ingreso hasta que empezaron a presionar concentrándose en la terminal de buses de Albrook, llamando así la atención de las autoridades panameñas quienes hicieron gestiones diplomáticas.

nicas Panamá
El régimen permitirá el ingreso de los nicas cada 72 horas. Foto Cortesía CPDH.

CPDH da acompañamiento

Un grupo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) encabezado por el asesor legal, Pablo Cuevas brindó acompañamiento a los nicaragüenses que llegaron a la frontera de Peñas Blancas para emprender el camino a sus hogares.

“Apenas han venido 189 nicaragüenses en prácticamente seis días, a pesar que el acuerdo era 100 nicaragüenses cada ocho horas”, dijo Cuevas.

Después de permanecer en la intemperie en la terminal de Albrook, salieron en caravana hasta unos albergues ubicados en la provincia de Chiriquí, fronterizo con Costa Rica donde permanecen 991 conciudadanos.

“Comparado con Albrook, las condiciones en el albergue son mejores, no todos alcanzamos adentro en el albergue, hubo gente que tuvo que dormir en las aceras, algunos estábamos tirado en el piso”, sostuvo Robles.

La vocera del régimen, Rosario Murillo, la semana pasada informó que estarían permitiendo el ingreso de ciudadanos que están en el exterior, pero bajo supervisión del Ministerio de Salud.

“Que se apiade de la gente que están allá, que se haga lo más pronto posible, hubiéramos deseado venir todos juntos en este viaje. Nosotros regresamos por la crisis del covid, yo tenía mi trabajo y lo abandoné, pero me vine para ver a mis hijos, el trabajo para los nicas está mal allá”, demandó Escarleth López, quien también arribó al país.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.