El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo todavía no ha dado una respuesta a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para que un grupo de expertos internacionales visite el país a fin de hacer una evaluación de la situación epidemiológica y de todas las medidas que ha tomado Nicaragua para enfrentar el COVID-19.

Hace dos meses, el doctor Ciro Ugarte, director de emergencias en salud de la OPS, informó que esta organización tenía preparado un grupo de expertos internacionales para visitar el país, pero a la fecha el régimen no ofrece una respuesta a la propuesta.

“A fin de evaluar correctamente la situación la OPS ha solicitado que se le permita enviar a un grupo de expertos, y este grupo de expertos, todavía no recibió autorización del gobierno para poder viajar a fin de respaldar la respuesta de Nicaragua a la pandemia, pero también para fortalecer nuestra propia capacidad a nivel del país”, enfatizó Ugarte.

Sin atender solicitudes

A finales de mayo pasado, la directora de la OPS, Clarissa Etienne, acusó al régimen de Ortega y Murillo de no compartir la información necesaria sobre la situación epidemiológica de COVID-19 en el país.

Una de las primeras solicitudes para conocer la situación epidemiológica la hicieron el pasado 2 de abril, apenas quince días después de haberse detectado el primer caso en el país.

“Nicaragua solo notifica una vez por semana y no han notificado información epidemiológica en detalle, según se establecen las regulaciones sanitarias internacionales, a pesar de diferentes solicitudes por escrito y orales, esto incluye, por ejemplo, datos desagregados por género, edad, lugar, numero de pruebas, hemos solicitado, pero todavía no recibimos la información”, insistió Ugarte.

Posteriormente, la OPS hizo otra solicitud el 8 de abril para corroborar el caso de un taxista de 33 años “sin historial de viaje conocido” y que fue reportado como positivo de COVID-19, pero el régimen tampoco atendió la solicitud.

“Esta falta de información no ha permitido a la OPS evaluar correctamente la situación”, se quejó Ugarte durante la conferencia semanal que realiza este organismo a fin de evaluar la situación de las Américas.

Otras fuentes

Ante la falta de información del régimen, el doctor Ugarte manifestó que la OPS obtiene información a través de “fuentes no oficiales”.

En Nicaragua, paralelo al conteo del Ministerio de Salud (Minsa), el Observatorio Ciudadano COVID-19 lleva un conteo paralelo y de acuerdo a su último informe se registran 8, 508 casos sospechosos.

De acuerdo, a los datos proporcionados por el Observatorio Ciudadano, el acumulado de muertes sospechosas de COVID-19 es de 2, 397.

“Ante la falta de información oficial, transparente, las fuentes no oficiales son las que se tienen, que tener en cuenta, para evaluar la situación y entender qué es, lo que está ocurriendo dentro del país”, reconoció Ugarte.

El pasado domingo, Ortega compareció en una ceremonia privada para celebrar el 41 aniversario de la revolución y señaló que solamente había 91 personas fallecidas en el país, aunque en realidad según el informe oficial son 99 los nicaragüenses que han muerto por esta enfermedad.

Después de unos minutos, trató de enmendar su error aduciendo que faltaba sumar los datos de la semana pasada.

La información transparente, agregó Ugarte, es útil en “especial para la población, porque la población debe implantar medidas de protección”.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.