Jessica Yaoska Padilla Leiva, quien hasta hace seis meses había sido nombrada «Ministra Consejera con Funciones Consulares de la Embajada de la República de Nicaragua en la República de Costa Rica», según publicación de La Gaceta del 7 de mayo de 2019, será la nueva titular del Ministerio de la Mujer, según anunciara la vicedictadora Rosario Murillo, durante su tradicional monologo en los canales oficialistas.

Rosario Murrillo, oficializó el anuncio mencionando que el dictador, Daniel Ortega, ha nombrado a Jessica Jaoska Padilla Leiva, quien tiene Maestría en Ciencias Políticas en Chile, como la nueva Ministra de la Mujer, aunque también se conoció que tiene amplia trayectoria en la Juventud Sandinista.

El ministerio de la mujer fue creado en 2013 y hasta la fecha, al menos cuatro mujeres han ostentado el cargo de ministras. Al igual que en el extinto Instituto Nicaragüense de la Mujer, que durante la administración de Ortega rodaron las cabezas de seis directoras.

Arlen Patricia Vargas Padilla, fungió como ministra en 2013 cuando se creó; pero el 17 de diciembre de 2015 fue remplazada por Martha Erica Martínez González, a quien con un mes y dos días, después de haberle asignado el puesto, Ortega le canceló el nombramiento, para poner en su lugar a Ángela Yadira Meza Vargas en 2016, quien fue viceministra del ministerio Agropecuario y Forestal, quien hoy ha sido removida como asesora en INIFOM.

El nombramiento de Jessica Yaoska Padilla Leiva supuso trasladar a la extitular ministra de la mujer, Ángela Yadira Meza, como asesora en el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM) junto a Guiomar Irías.

Padilla, se formó como licenciada en Relaciones Internacionales en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Managua. Y según expresó Murilllo, tiene una Maestría en Ciencias Políticas en Chile, como la nueva Ministra de la Mujer, pero también es una reconocida miembro de la Juventud Sandinista y muy activa en redes sociales.

También participó activamente desde el 19 de abril de 2018 en las contramarchas organizadas por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y planteó su apoyo públicamente en redes sociales condenando los supuestos ataques vertidos por los azul y blanco contra la militancia sandinista.

UN MINISTERIO FANTASMA

Para la feminista, María Teresa Blandón directora del programa centroamericano La Corriente, el problema no radica en el nombramiento sino en que se trata de un ministerio inexistente, sin presupuesto, sin programa de trabajo.

«Es un fantasma, entonces, el nombrar a estas alturas, en plena crisis, cuando hay una serie de problemas que enfrentan las mujeres, particularmente, las mujeres de los sectores más pobres que son la mayoría pues suena a una intención de seguir usando, como lo han hecho todo este tiempo, su discurso proequidad de género, todo eso no se sostiene, no se sostiene porque cómo es que durante 12 años no supimos, durante casi 12 años tuvimos un instituto que no funcionó, después un instituto que convirtieron en ministerio, pero que nunca supimos qué hizo porque no tenía ni funciones ni facultades», expresó Blandón.

Agregó que lo que hace el régimen es «una ofensa, es una burla, es una utilización del discurso proequidad de género, pero lo han venido haciendo todo este tiempo, es manipulación, es utilizar el famoso discurso de la equidad de género para tratar de ocultar todo lo que no han hecho todo este tiempo».

Por su parte, la defensora de los derechos de las mujeres, Martha Flores de Católicas por el Derecho a Decidir, expresó que los nombramientos en los ministerio obedecen al interés de Murillo, quien las utiliza como pieza de ajedrez según su conveniencia.

OTROS NOMBRAMIENTOS

La semana pasada el  régimen de Daniel Ortega nombró como nueva procuradora de derechos humanos a Darling Ríos, quien era la viceministra de la mujer y quien durante años se desempeñó como secretaria de organización de la Juventud Sandinista.  

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.