En una escueta Nota de Prensa, la policía orteguista, brazo represivo de la dictadura Ortega-Murillo, invitó a interponer denuncia a una ‘señora’, en alusión despectiva a la lideresa estudiantil Zayda Hernández, quien fue golpeada y secuestrada por paramilitares desde el viernes 17 de mayo.

«Invita a esa persona a interponer formal denuncia ante esta autoridad y realizar también sus declaraciones formal que permita iniciar las investigaciones pertinentes», cita la Nota de Prensa emitida este domingo 19 de mayo.

En Nicaragua existen más de 800 presos políticos que fueron secuestrados por miembros de la policía orteguista, pero también por paramilitares financiados por el Estado, quienes los entregaron en las oficinas de Auxilio Judicial o mejor conocidas como El Chipote, donde permanecieron encerrados bajo torturas.

Detenciones ilegales contra ciudadanos que, al igual que Zayda Hernández, participaban en movilizaciones pacíficas ejerciendo un derecho constitucional. La líder estudiantil fue secuestrada la tarde del viernes cuando se trasladaba a una movilización en condena por el asesinato del preso político, Eddy Montes.

El padre de Zayda Hernández, ante la desaparición, se presentó a las diferentes Estaciones de la policía orteguista en busca de su hija, pero la información siempre le fue negada, aunque testigos aseguran haber visto cuando fue subida a una patrulla y llevada al Distrito Uno de la policía orteguista.

La policía es una institución politizada señalada por organismos de derechos humanos de haber ejecutado a más de 300 ciudadanos, sin que exista una sola investigación o persona detenida por esos crímenes.

Atada de pies y manos

Tras dos días de angustia, la líder estudiantil, Zayda Hernández fue encontrada,  atada de pies y manos en el portón oeste de la Catedral de Managua, la noche de este domingo, luego de haber sido secuestrada por grupos parapoliciales  desde el viernes, cuando se dirigía al plantón solidario por el asesinato de Eddy Montes.

Hernández fue encontrada por las monjas de la Catedral, fue llevada a la sacristía, donde sus familiares la reencontraron, tras horas de angustia. El padre de la joven, de 26 años, explicó que la buscó en hospitales y distritos policiales, donde le negaron cualquier tipo de información.

La líder estudiantil no rindió declaraciones a los medios de comunicación, pero en las fotos y videos difundidos fue notorio su trastorno al pasar horas en aislamiento. Con señales de violencia en sus muñecas y tobillos, y ojos llorosos, Hernández abrazó a sus familiares, y estos dieron gracias a la población porque apareció con vida.

Pronunciamientos internacionales

Gracias al pronunciamiento y exigencia internacional de Paulo Abrao, secretario de la CIDH;  Luis Almagro, secretario de la OEA, incluso de la Embajada de Estados Unidos en Managua,  así como la presión de la población, se agilizó la aparición de Zayda, pero con claras señas de maltrato físico y psicológico.

“Es imperativo y responsabilidad del Estado nicaragüense esclarecer la desaparición de Zayda Hernández. Se debe realizar todo lo necesario para que Zayda pueda regresar con los suyos en forma inmediata”, escribió Almagro el su cuenta de twitter al momento que Zayda estaba desaparecida.

«Nicaragua es un Estado policíaco y el Gobierno depende mucho de su policía política para sostenerse”, enfatizó Abrao al diario El País, respecto a las últimas acciones represivas del régimen.

“La CIDH observa que casos como los de Gustavo Méndez y Zayda Hernández muestran el impacto que genera en Nicaragua la detención de disidentes, sin que el Estado brinde información sobre su paradero o tome medidas para su inmediata liberación”, expresó la CIDH tras la aparición de Hernández y Méndez.

En el caso de Gustavo Méndez, fue encontrado con golpes en su humanidad en el  Hospital Manolo Morales, donde los familiares lo hallaron con maltrato físico y custodiado por un policía.

Una activa dirigente

Zayda Hernández, fue miembro de la Alianza Cívica durante en el primer diálogo que se estableció en  mayo de 2018. Ha sido una joven altamente crítica de la dictadura y activista en pro de la liberación de los presos políticos y justicia para los asesinados por el régimen.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.