Los miembros de la organización Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) denunciaron este jueves, a través de un informe que contempla sucesos ocurridos del primero de octubre al 15 de diciembrede 2019, en el que recojen 120 delitos contra la libertad de prensa e información que se registraron en el país.

PCIN especificó que esas 120 agresiones constituyeron; 26 amenazas, 25 obstrucciones, 25 actos de hostigamiento, 16 agresiones, siete robos de equipos, seis detenciones, cuatro actos de violencia sexual, tres atentados, dos acoso judicial, dos estigmatización, dos exilio y dos desplazamiento.

Si te interesa el tema: Periodismo resiste bajo el compromiso de seguir informando

Los casos registrados como algún tipo de agresión contra la libertad de prensa fueron perpetrados -según el monitoreo de PCIN- por paramilitares y agentes de la Policía orteguista. Los departamentos con mayor número de casos de delitos contra la libertad de prensa e información fueron Managua, Masaya, Matagalpa y Carazo.

Agentes de la Policía orteguista agrediendo y robando a la periodista Kastalia Zapata de Canal 12.
Periodistas mujeres en la mira

Según Pcin, el 39 por ciento de los delitos contra la libertad de prensa fueron dirigidos contra mujeres periodistas, entre las que sobresalen violencia sexual, expresadas en acciones de chantajes, manoseos, amenazas de violación, acoso, hostigamiento, ciberacoso y ciberacecho, todas ejecutadas por paramilitares, funcionarios públicos, parapolicías, fanáticos orteguistas y oficiales de la Policía Orteguista mientras las comunicadoras ejercían la labor periodística.

Los miembros de PCIN calificaron las acciones registradas contra la libertad de prensa e información -mediante el informe- «como un método de la represión institucional que criminaliza el trabajo de las mujeres y los hombres de prensa y niega el derecho ciudadano de acceso a la información veraz como establece la Constitución Política de Nicaragua».

También puedes leer: “No aceptamos la censura y nunca nos someteremos a ella”, dice periodismo independiente

Además, señalan a la vicepresidenta del régimen, Rosario Murillo de ser una de las principales impulsadoras de la violaciones a libertad de prensa, pues a través de sus discursos ataca el trabajo del periodismo independiente, acusándolos de publicar «noticias falsas».

Los comunicadores concluyen que, actualmente, y desde que inició la crisis sociopolítica en abril 2018, el periodismo independiente se encuentran en «una situación de alto riesgo por el contexto de violencia directa, sistemática y estatal que se da en el país, por la falta de voluntad política del gobierno de garantizar el restablecimiento de las libertades y derechos fundamentales de la ciudadanía».

Foto principal: EFE

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.