La Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo este martes que Nicaragua «es uno de los países que más pruebas adicionales ha recibido» para hacer frente a la pandemia de COVID-19.

Ciro Ugarte, director de emergencias en salud de la organización, dijo que pese a que Nicaragua ha sido el país que ha recibido más pruebas adicionales de detección del COVID-19, pero la OPS aún continúa en un proceso de obtener la información precisa de contagios.

Sin embargo «algunas otras fuentes muestran que los casos, y los números, y las cifras son distintas«, agregó.

Ugarte declaró que a principios de la llegada de los contagios a la región, la OPS ofreció asistencia técnica, así como su apoyo de vigilancia tecnológica, entrenamiendo y capacitación al personal de los distintos países de las Américas. Pero aclaró que no tiene conocimiento de cómo está equipado el personal de salud de Nicaragua y cuál es la disponibilidad que tiene el país para obtener este apoyo. Aún así, continúan brindando sus refuerzos a quiénes lo solicitan.

Respecto a las aglomeraciones y actividades masivas que sigue promoviendo el régimen de Ortega Murillo, que han sido al menos 919 en lo que va del año, desde la llegada de la pandemia al país; y de los cuales el MINSA ha promovido un 11.7% de éstas, Ugarte mencionó que «en todo caso el personal de salud y los beneficiarios deben estar protegidos, y en todo caso lo principal es evitar las aglomeraciones».

Jóvenes principales promotores de contagios

Durante la sesión informativa semanal de la organización indicó que los jóvenes son los principales promotores de la propagación del coronavirus en las Américas.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, señaló su preocupación ante la «desproporcionada incidencia» del COVID-19 en la población joven.

«Esto nos indica que las personas jóvenes son los principales impulsores de la propagación de la enfermedad en nuestra región», agregó Etienne.

Indicó además que existe un patrón muy parecido en todo el continente, de concentración de los casos en los grupos entre los 20 y 59 años, sin embargo el 70% de las muertes se producen en personas mayores de los 60.

Reapertura comercial únicamente en sectores controlados

El tema de la reapertura comercial solo se debe adoptar en ciudades, condados o países que tengan controlada la transmisión.

Asimismo la OPS pidió a estos países, mantener las medidas necesarias para evitar los picos de contagios y no llegar a una segunda ola, puesto que este virus se quedará durante un » buen tiempo».

«Este virus nos acompañará cierto tiempo, sin una vacuna, nos acompañará durante años», agregó Etienne.

Médicos y expertos de la Salud han indicado que en Nicaragua se espera un rebrote de COVID-19 a finales de agosto e inicios de septiembre por la falta de medidas de distanciamiento social.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.