El régimen de Daniel Ortega emprendió una nueva jornada de represión en Nicaragua que inició con el allanamiento al estudio de los programas Esta Noche y Esta Semana del periodista Carlos Fernando Chamorro y la detención de algunos periodistas, lo que fue ampliamente condenado nacional e internacionalmente.

Tras el asalto armado ocurrido en diciembre de 2018, dos años y cinco meses después, por segunda ocasión, la policía al servicio del régimen allanó el estudio del medio de comunicación que dirige Chamorro, que estaba ubicado en el edificio Invercasa.

“Esta, es la segunda vez que la dictadura lanza un ataque frontal contra este medio de comunicación (…) Hace dos años nos asaltaron y confiscaron, pero nunca nos callaron, seguiremos informando”, dijo a través de una transmisión radial el periodista Chamorro.

Además: Advierten de escalada de agresiones contra periodistas en año electoral

El director de Confidencial denunció la arbitraria retención de Leonel Gutiérrez, camarógrafo de Confidencial y de los programas Esta Noche y Esta Semana.

“Queremos ver a Leonel Gutiérrez, queremos que recupere su libertad si está detenido. En este momento está retenido, secuestrado por la Policía porque no hemos podido tener ni un contacto con él. Queremos que nos devuelvan los bienes que se han llevado”, demandó Chamorro.

Condena generalizada contra el régimen

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), organización a la que el régimen arrebató su personalidad jurídica en diciembre de 2018, condenó enérgicamente la agresión al periodismo independiente del país, particularmente se solidarizó con todo el equipo de Confidencial.

“Se advierte que estas acciones criminales dirigidas por el régimen Ortega Murillo no tienen limites y evidencian el estado de terror en el que tiene sometido al país”, señaló el organismo defensor de derechos humanos a través de un comunicado.

De acuerdo con información del Cenidh, el régimen pretende “silenciar las voces de quienes siguen luchando por la justicia, la libertad, la democracia y los derechos humanos”.

En el actual contexto de represión, el organismo que dirige la defensora de derechos humanos, Vilma Núñez, instó a los nicaragüenses a continuar defendiendo la libertad de expresión.

A nivel de la comunidad internacional, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, quien advirtió recientemente de que no existen garantías para un proceso electoral justo y transparente, se sumó a la condena contra la grave represión ejercida por el régimen contra la prensa independiente del país.

“Exigimos se respete la vida y la integridad física de los trabajadores de Confidencial y cese el acoso. El respeto a la libertad de expresión como elemento esencial de la democracia hace repudiable este tipo de atentados”, manifestó Almagro.

Mientras tanto, Pedro Vaca, Relator Especial para la Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), denunció que asediar y detener a los periodistas por su trabajo es sinónimo de “censura”.

“Ocupar sedes de medios es censura, retirar forzosamente a periodistas en cubrimiento, es censura”, denunció el Relator Especial de la CIDH.

Vaca señaló que Nicaragua, que lleva tres años en una crisis sociopolítica, requiere una extrema observación internacional.

También: Carlos Fernando Chamorro: “Dictadura ha erigido un monumento contra la libertad de prensa”

“Los hechos que se están registrando hoy se suman a un constante y sostenido atropello a las libertades civiles en Nicaragua”, lamentó Vaca.

Las oficinas del medio de comunicación fueron rodeadas por al menos unas seis patrullas llenas de antimotines que se llevaron la papelería que pertenece a Confidencial.

Hace unas semanas, los organismos defensores de derechos humanos y movimientos sociales opositores al régimen de Nicaragua alertaron sobre una escalada represiva en contra de los medios independientes a medida que se acercan los comicios electorales del 7 de Noviembre.

+ posts

Periodista con 20 años de experiencia en radio, televisión y prensa escrita.
Graduada en Filología y Comunicación en la UNAN-Managua. Productora y presentadora del programa de corte agropecuario: AGROTV (2015). Desde 2019 escribe para medios de comunicación digitales que surgieron a raíz de la Rebelión de Abril en Nicaragua.