La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo este miércoles que el diálogo en Nicaragua debe conducir a garantizar el derecho de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y no repetición para superar la crisis sociopolítica que enfrente el país desde el 18 de abril.

“El Gobierno debe garantizar que el diálogo sea respetuoso, seguro e incluyente de todos los actores políticos y grupos de la sociedad civil. Espero que se conduzca a pasos concretos para defender todos los derechos humanos, incluida la libertad de expresión, los derechos de las víctimas a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, y los derechos económicos y el desempleo”, afirmó la Alta Comisionada.

Bachelet abordó la crisis nicaragüense durante su discurso en la 40 sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que se realiza en Ginebra, Suiza.

La noche de este martes representantes del régimen de Daniel Ortega y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunciaron la aprobación de la hoja de ruta que seguirán en la negociación que iniciaron el pasado 27 de febrero.

La hoja de ruta establece las reglas que seguirán los participantes, pero la negociación sigue sin tener garantes internacionales que velen por el cumplimiento de los acuerdos.

El eurodiputado Ramón Jáuregui saludó este miércoles el comienzo de las negociaciones entre Gobierno y la oposición en Nicaragua, pero señaló que “paralelamente hay presos políticos que no deben estar en prisión y conductas represivas que deben cesar (porque) no son compatibles con la negociación”.

PERSISTE REPRESIÓN

La Alta Comisionada Michelle Bachelet también denunció la persistencia de la represión en Nicaragua y el irrespeto de parte del régimen de Daniel Ortega al derecho a la libertad de expresión y la manifestación pacífica.

Según Bachelet, en el contexto de la “grave crisis social y política” de Nicaragua, la reanudación del diálogo nacional podría constituir un paso significativo para abordar los graves problemas que enfrenta el país.

La Alta Comisionada mencionó que estos problemas incluyen: las restricciones crecientes al espacio cívico, persecución de voces disidentes y restricción a la libertad de prensa, así como las medidas de austeridad y el desempleo.

Desde el 18 de abril del año pasado, Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica por la represión a protestas ciudadanas en contra del régimen de Daniel Ortega. Hasta la fecha hay al menos 325 muertos, miles de heridos y decenas de miles de nicaragüenses en el exilio, según organismos de derechos humanos.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.