«Afligido», dijo estar Monseñor Rolando Álvarez con el régimen de Daniel Ortega, que mediante los delegados del Misniterio de Educación (Mined) mandó a prohibir las «oraciones al Altísimo» durante las promociones escolares a realizarse en Sébaco, al concluir el año escolar en los colegios católicos.

La prohibición, según Álvarez es una represalia por la utilización de «los tambores el Día de San Miguel» en alusión a una procesión realizada en la zona. La información la reveló durante el programa Pastoreo, Comunión y Oración que dirige cada jueves a través de medios de la Iglesia Católica, además denunció que dos maestros han sido despedidos en el municipio de Darío, Matagalpa por haber propiciado la participación de bandas musicales escolares en actividades de la iglesia católica.

«Me resistía a creerlo, pero en muchos lados de Nicaragua esta sucediendo esto. Yo haría un llamado serio al Mined a que considere esta situación. Se esta prohibiendo a muchísimos estudiantes de primaria, sobre todo de secundaria que puedan realizar las eucaristías en los templos parroquiales para agradecer al Señor por sus estudios por sus promociones … nos parece una falta de consideración, una falta de respeto a los alumnos», dijo el líder religioso.

Agregó que la prohibición atenta «contra la libertad de expresión, contra la libertad de religión, incluso puede atentar contra la libertad de culto”, a la vez que se lamentó por el despido de profesores en la comunidad Las Mesas en Ciudad Darío, donde a un maestro por permitir que la banda tocara los tambores para San Miguel Arcángel, y otro por haber dirigido el recibimiento en una comunidad del mismo Álvarez, hoy se encuentran desempleados.

Para monseñor estas situaciones son capaces de revertirse si hay detrás personas «humildes» porque lejos de lograr un ambiente «de distensionamiento, de reconciliación, de pacificación, lo que van haciendo es tensionar las cosas” en relación a la relación del régimen de Daniel Ortega con la ciudadanía que abiertamente se declara opositora.

Política criminal descubre un ‘gobierno ateo’

Esta misma semana Monseñor Silvio Báez explicó que, aunque el régimen Ortega – Murillo se presente “profundamente religioso” y “cristiano”, en la práctica es ateo “sin absolutamente nada de fe en el Dios que es amor y que quiere una sociedad justa” y en cambio lo señaló de manipular la religión.

Para el obispo auxiliar de Managua, la política “represiva y criminal” que el régimen ha intensificado desde abril de 2018 contra el pueblo de Nicaragua contradice la religiosidad y el cristianismo con el que se presenta. 

“El de Nicaragua es un Gobierno profundamente religioso exteriormente en sus signos, pero que con su comportamiento y con su política represiva y criminal se ha descubierto profundamente ateo, sin absolutamente nada de fe en el Dios que es amor y que quiere una sociedad justa, fraterna, pacífica”, aseguró el obispo en una entrevista con el semanario católico Alfa y Omega, de España. 

“Es decir, lo material se ha puesto por encima de los seres humanos. Hemos descuidado la capacidad de trascendencia que tenemos en el amor. Y, en el fondo, se ha manipulado la religión por parte del poder, para usarla como sustento ideológico, de represión y de dominación”, agregó.

Por si te interesa:

Los discípulos de Ortega

Los millones de la fe en Nicaragua

¿Ya visitaste nuestro Youtube?

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.