Honduras ha removido la polémica entre quienes se niegan a aprobar el aborto y las activistas y organizaciones de Derechos Humanos que luchan por su legalización, luego que el pasado 22 de enero el Congreso endureciera la prohibición del aborto en ese país.

Para la activista feminista, Marta María Blandón esto no representa más que «un atentado contra la vida de las niñas y mujeres hondureñas”. Una situación similar que se vive en Nicaragua, donde el régimen de Daniel Ortega penalizó el aborto terápeutico en todas sus formas desde 2006.

Blandón quien es una reconocida defensora de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Centroamérica, asegura que la penalización total del aborto, ha demostrado no ser un medio eficiente para erradicar su práctica, por el contrario lo hace más inseguro.

  • ¿Cuál es su valoración respecto a la reforma de la Constitución que blinda la prohibición total del aborto en Honduras?

Esta reforma representa un verdadero atentado contra la vida de las niñas y mujeres hondureñas. Refleja el odio hacia las mujeres y sobre todo para las que viven en condición de pobreza y extrema pobreza, que verdaderamente es contra quienes recae el peso injusto de estas leyes.

El aborto ya estaba penalizado en Honduras, sin embargo, esta actitud es una reconfirmación del desprecio indefinido por la salud y la vida de las mujeres, que pretenden que ni hoy ni nunca sean consideradas como personas sino más bien como incubadoras, que deben cumplir con su rol a costa de su propia vida, y en la mayoría de los casos sin contar con ningún tipo de apoyo.

Esta realidad que vive Honduras nos muestra que es uno los países de América Latina con  las más altas tazas de embarazo adolescente, incluyendo niñas menores de 14 años, y muchos de ellos producto de violación. Además Honduras resulta ser uno de los pocos países del mundo que también penalizan el uso de la anticoncepción de emergencia, que podría ayudar a prevenir embarazos impuestos por violación, como establecen los protocolos de atención a víctimas de violación en casi todos los países de la región.

  • Con esta reforma en Honduras, ¿es probable que se vean bloqueadas aquellas posibles formas de progreso en los derechos sexuales y reproductivos de la mujer y niñas, en la región? 

Esta es una señal muy desalentadora para el avance de los Derechos Sexuales y Reproductivos de las mujeres en Honduras y en todos los países, principalmente los de Centroamérica, donde compartimos ciertos patrones de conducta social y política.

Tenemos Gobiernos autoritarios, conservadores, ignorantes e irrespetuosos de los Derechos Humanos, y sobre todo con los que afectan particularmente a las mujeres, ya que sus valores y creencias nos les permiten reconocerlas como ciudadanas de igual categoría que los hombres, lo que se refleja no solo en el discurso sino en su  práctica privada y pública, en la definición de leyes, políticas y programas que no tienen mucho que ver con el reconocimiento de derechos elementales como el derecho a la vida, a la salud, la  libertad, a decidir sobre sus vidas, a vivir libres de tortura, que entre otros son derechos que se vulneran con este tipo de legislación.

  • Human Rights Watch señaló el caso de una mujer que es probable que vaya a prisión por haber tenido un aborto espontáneo, ¿Considera que en la reforma del aborto en Honduras, están siendo tan severos que anteponen la ley sin tomar en cuenta la vida de las mujeres?

Ya existen precedentes en todos los países de mujeres acusadas y en algunos casos encarceladas por abortos espontáneos que, a juicio de la fuerza policial y judicial, sospechan que ha sido deliberado. Esto no es más que un reflejo del desprecio aprendido hacia las mujeres, a quienes se les considera mentirosas, falsas y peligrosas, cuando consideran que no están cumpliendo con el rol que les ha sido asignado.

Un ejemplo muy claro de estas injusticias los hemos visto en vivo y a todo color en todos los países, pero con mayor frecuencia y saña en El Salvador, existen aún decenas de mujeres encarceladas, condenadas hasta 30 años, acusadas en principio de aborto, y luego les cambian el delito a parricidio u homicidio, para aumentar el castigo. Existen casos de mujeres acusadas por aborto, que han muerto en la cárcel, por enfermedades preexistentes que nos les fue permitido recibir ayuda médica. Así que en este contexto de tanto desprecio y crueldad contra las mujeres creo que puede ser una práctica más extendida en la región.

  • Las penas de prisión para quienes se lo practiquen y los profesionales que las ayuden, ¿Podrán provocar el abandono del personal de la salud que aún apoya a las activistas en defensa de la aprobación del aborto?

Todas las mujeres en el curso de su vida reproductiva potencialmente pueden enfrentarse a la necesidad de un aborto. Ante este dilema tan grande, las mujeres buscarán todas las alternativas a su disposición para resolver su problema, y será en dependencia de los recursos con que cuenta que lo resolverá más o menos seguro. 

Además: Penalización del aborto en Nicaragua: El Estado contra las mujeres

La penalización total del aborto, ha demostrado no ser un medio eficiente para erradicar su práctica, por el contrario lo hace más inseguro, clandestino y costoso, pero no lo elimina porque solo cada mujer y sus circunstancias puede decidir que hacer cuando se enfrenta a esta problemática.

La clandestinidad, la amenaza de cárcel expresada en este tipo de leyes, si limita la posibilidad de obtener apoyo de personal médico, sin embargo, existe la solidaridad entre mujeres, que se van pasando la voz acerca de las posibilidades de apoyo comunitario y que a pesar de los temores, pueden ayudar a resolver de manera más o menos segura y confidencial.

  • Respecto a Nicaragua, donde ya existía la legislación del aborto terapéutico, pero el Gobierno dio marcha atrás al penalizarlo, ¿ves imposible la idea de un día contar con la legalización del aborto?

En la nueva Nicaragua por supuesto, que lo veo posible y necesario, con este Gobierno imposible, puesto que han demostrado en múltiples ocasiones que las mujeres importan solo cuando están al servicio de la dictadura en el poder. 

Lea: Mayte Ochoa: “Este es un país que ha condenado a las mujeres a la muerte o la cárcel”

Considero que lo primero es cambiar este régimen, y luego, sabemos que la lucha es larga, porque el nuevo liderazgo no está exento de valores y prejuicios en contra de los derechos de las mujeres, así que será un arduo trabajo, al que las organizaciones de mujeres y feministas nunca han renunciado.

Esta es una de las razones por las cuales, el régimen se ha empecinado particularmente en desbaratar este tipo de organizaciones que nunca se les ha subordinado y por el contrario han mantenido la denuncia pública a todos los niveles por  los atropellos y violaciones de derechos humanos cometidos por todos los gobiernos incluyendo el actual, desde antes del estallido de Abril 2018.

  • ¿Cómo crees que las mujeres deberían de seguir insistiendo en la lucha por la despenalización del aborto terapéutico en Nicaragua?

La agenda de las mujeres no ha cambiado, su razón de ser es la defensa y promoción de todos los derechos que afectan a las niñas, niños adolescentes y mujeres en particular, pero en general por el respeto a todos los seres humanos, en estos momentos muchas de las organizaciones han tenido que adecuar sus prioridades acordes a las necesidades y contextos que están viviendo las mujeres en el territorio nacional. 

Es sabido el abandono al que se han visto expuestos miles de familias y comunidades ante las diferentes crisis,  en cuanto a su salud, viviendas, alimentación, acceso a justicia por la cantidad de asesinados y encarcelados, sin contar con ningún apoyo de las instituciones del estado, en vista que son ellos los perpetradores de las violaciones, por esa razón es que las organizaciones se han dispuesto, así que en este contexto y con sus modestos recursos materiales, las mujeres organizadas se han dispuesto a ayudar en la medida de las posibilidades para resolver algunas de estas urgentes necesidades.

Como refería antes no considero que en este contexto se pueda avanzar mucho en materia legislativa, pero si seguimos trabajando en la educación, en la concientización de la necesidad de defender los derechos que han estado conculcados por muchos años y que no puede ser una práctica que dejemos pasar en el próximo liderazgo político nicaragüense.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.