A dos años del asesinato de su hijo Jeisson Chavarría, Cela Urbina, decidió ir al Cementerio de Ticuantepe para enflorar su tumba, conmemorar su cumpleaños y prometerle que continuará exigiendo justicia por su muerte, que ocurrió el 21 de abril de 2018 en el contexto de las protestas sociales contra el régimen de Daniel Ortega.

En un video compartido por la familia Chavarría, en las redes sociales, se aprecia al grupo de parientes de Jeisson vestidos con camisas azul y blanco, portando la bandera de Nicaragua con el escudo invertido y exigiendo justicia por la muerte de su familiar.

Sin embargo, el acto que decidieron realizar la tarde del martes, 14 de abril, les costó su tranquilidad en horas de la noche, ya que un grupo de paramilitares llegó hasta su casa, para intentar amedrentarlos pintando las paredes del frente de la propiedad en rojo y negro.

«Mi hermano ayer, si no lo hubieran asesinado el 21 de abril de 2018, hubiera cumplido sus 26 años, entonces, mi mamá decidió ir al cementerio a visitar la tumba, enflorar e hicimos una especie de piquete exigiendo justicia… Nos regresamos a la casa como a las cuatro de la tarde y todo tranquilo, pero a eso de las ocho de la noche, dos tías mías están sentadas en el porche de la casa… vieron pasar a tres motorizados y nos fijamos que estaban pintando en rojo y negro una de las frases que se habían puesto en honor a mi hermano, donde decía no se muere quien se va», denunció la hermana de Jeisson Chavarría, Jerling Chavarría.

Los sujetos fueron expulsados del frente de la casa del difunto Chavarría a punta de agua y piedras, que lanzaron algunos parientes de Chavarría, quienes se mostraron disgustados por el irrespeto para el duelo que todavía sufren.

https://youtu.be/PNoMtVe2zvQ

 

«No les vimos armas, ni siquiera pensamos en si podrían andarlas. Nos ganó el enojo ante el irrespeto. Les tiramos piedra y agua para que se fuera y como vieron que salió toda la familia, algunos del barrio, decidieron salir tirados en las motos, hasta dejaron la pintura roja y negra volada», detalló la hermana del manifestante asesinado.

NO ES LA PRIMERA VEZ

Jerling Chavarría aprovechó también para apuntar que no es la primera que irrespetan la memoria de su hermano en fechas en las que como familia deciden conmemorar. El 21 de abril de 2019 paramilitares orteguistas también llegaron en labor de asedio e intimidación a lanzar aceite negro en una pintura dedicada a Chavarría en el sector del «Ceibón», en Ticuantepe.

Mural que amigos y compañeros de trabajo de Jeisson Chavarría pintaron en su honor. Foto: Cortesía.

«Unos amigos de mi hermano le hicieron una pintura en el sector del Ceibón, pero ellos llegaron a tirarle aceite negro, sabemos que fue ese 21 de abril de 2019 porque lo hicieron en venganza porque nosotros hicimos un rezo y un piquete en la casa de mi hermano exigiendo justicia», explicó la pariente de Chavarría.

IMPUNIDAD

La familia Chavarría aseguró que no van a permitir que los lleguen a molestar a sus hogares, luego que les arrebataron a Jeisson. «Vinieron a molestar y eso no se los vamos a permitir. Sabemos que lo hacen por el video que pusimos en las redes y nosotros como familia vamos a seguir, no nos van a callar porque vamos a seguir exigiendo justicia», sentenció la hermana de Chavarría.

Agregó que luego de dos años la justicia no le ha llego a la muerte de su hermano, pese a que la Fiscalía tiene testimonios de personas que vieron y señalaron a los asesinos de Jeisson.

«Mi mamá espero que pasaran los nueve días para ir a poner la formal denuncia. Es más se dijo los nombres de los sospechosos de haber matado a mi hermano, porque todos los testigos dicen eso y los señalan a ellos. La Fiscalía sabe quienes son los asesinos y no se inició ningún proceso en su contra, hubo testigos que los señalaron y nada, ahora han pasado dos años y no han hecho nada», denunció Jerling Chavarría.

Jeisson Chavarría, de 24 años, fue el único manifestante asesinado en Ticuantepe, Managua, en el contexto de las protestas de 2018. El joven que se dedicaba a ofrecer servicio de taxi en un triciclo pero murió, según la versión familiar, de un trauma craneoencefálico severo, tras recibir un impacto de bala en el rostro.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.