Las autoridades de los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua acordaron durante una reunión de emergencia, establecer mecanismos de coordinación y cooperación ante la pandemia del coronavirus para ejercer mayor control en los flujos migratorios y comerciales entre ambos países.

Debido a la situación internacional causada por la propagación del COVID_19, las delegaciones de ambos gobiernos acordaron afinar la comunicación entre las autoridades de los Ministerios de Salud de cada país para el “intercambio de información sobre casos positivos”, indica una nota de prensa dada a conocer por la presidencia de Costa Rica.

Te puede interesar: Régimen orteguista implementó un «plan de propagación» de covid-19 en vez de prevenirlo

El pasado 18 de marzo, la vocera del régimen sandinista reportó el primer caso de Covid-19 en el país. Mientras el viernes dio a conocer el segundo caso. Este sábado se ha informado de un tercer caso de una persona que viajó desde Panamá.

En cambio, Costa Rica desde el 6 de marzo cuando el presidente Carlos Alvarado anunció el primer caso, reportó hasta este sábado un total de 117 contagios en 27 cantones de 6 provincias, por lo que las autoridades de ese país han dicho que no se puede “bajar la guardia”.

https://twitter.com/Noticias_crc/status/1241465994536681476?s=20

“Jamás podemos bajar la guardia, hay que intensificar el cuidado, mantener el aislamiento y todos mantenernos en la casa. Deberíamos intensificar todas las acciones, porque las proyecciones nos hablan de muchos casos y hay que intensificar las acciones para bajar la curva”, explicó el director de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud costarricense, Rodrigo Marín.

MIGRACIÓN Y FLUJO COMERCIAL

A la reunión, que se realizó en la frontera de Peñas Blancas, por parte de Nicaragua asistió el canciller Denis Moncada, junto a representantes de la Policía, Migración, Defensa Civil y el Ministerio de Salud. En representación de Costa Rica estuvo el canciller, Manuel Ventura Robles y otros ministros de ese país.

Los representantes de ambos países acordaron trabajar en la correcta “administración del flujo de la migración” y cumplir con los mecanismos de control. A su vez, manifestaron la importancia de ejercer “control de la migración no regular”.

También puedes leer: COVID-19: ¿Cómo deben prepararse los nicaragüenses ante la posibilidad de una cuarentena?

Para contribuir a frenar la propagación del virus señalaron que se debe “trabajar en la identificación de puntos fronterizos no habilitados, a fin de procurar una atención oportuna a los migrantes no regulares en ambos lados”. Por lo que acordaron aunar esfuerzos para el reforzamiento de las medidas de prevención y vigilancia sanitaria.

Por otro lado, tanto la delegación de Costa Rica como la de Nicaragua expresaron la necesidad que los flujos comerciales entre ambos países no se vean afectados y “continuar facilitando el tránsito de los medios de transporte internacional, tomando todas las medidas de protección sanitaria requeridas e indicadas”.

El encuentro fue aprovechado para el abordaje de los temas de seguridad, prevención y lucha contra el crimen organizado. Señalaron que es vital incorporar en la agenda de trabajo para evaluar estos temas “mecanismos de coordinación y cooperación que se están utilizando para el control del COVID_19”.

Previo a este encuentro ambas delegaciones sostuvieron una reunión virtual el pasado 12 de marzo de 2020.

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.