Bajo lluvia, sin ninguna respuesta por parte del régimen para ingresar a su país, así amanecieron este viernes los casi 500 nicaragüenses que permanecen varados en la frontera de Peñas Blancas.

En varios videos que circularon en redes sociales se observó a los conciudadanos bajo un fuerte torrencial aguacero. Algunos bajo champas improvisadas con plástico negro y otro sin tener un lugar donde refugiarse.

“Desde casi las 12 de la noche hasta las ocho de la mañana paró la lluvia, algunos camioneros nos dieron plástico, pero entenderá que dos o tres plásticos para la cantidad de personas es imposible refugiarse”, afirmó a La Lupa un joven de 26 años que está en ese grupo y que prefirió mantener oculta su identidad por temor.

Algunos de ellos, según este joven, también utilizaron las bolsas de basura, que les habían regalado para recoger los desechos, para protegerse del fuerte aguacero. “Ninguno pudo dormir, quién podía dormir con semejante lluvia y el Gobierno (de Nicaragua) no hace nada, no le interesa”, manifestó.

La tarde del jueves, las autoridades costarricenses llevaron víveres a los nicaragüenses que se encuentran varados en esa zona limítrofe con Nicaragua en espera de que el régimen les deje ingresar a su país.

“Los policías de Costa Rica también nos donaron algunos plásticos, pero como le digo, son demasiadas personas para el poco material que nos dan”, cuenta este joven que regresa del vecino país al haber quedado sin empleo en el contexto del COVID-19.

peñas blancas

Descalzos

A la mayoría –agregó- se les mojó la ropa, los zapatos y todo lo que traían en sus maletas. Este viernes trataron de aprovechar el sol para procurar secar sus pertenencias.

“La mayoría andamos descalzos para tratar de secar nuestros pies y los zapatos, estamos empapados, aquí de algo vamos a morir menos de COVID, de cualquier otra enfermedad insolación o alguna neumonía. Si usted viera el escenario, todo el mundo anda descalzo para tratar de secar sus zapatos”, se quejó este joven nicaragüense.

Durante el día han improvisado carpas con las mismas sábanas que traen dentro de sus maletas para protegerse del sol.

Es el sexto día que llevan a la intemperie en la zona de Peñas Blancas y la situación empeora porque a muchos de ellos se les está agotando el poco dinero que traían de las labores realizadas en Costa Rica.

A ellos se les está exigiendo la prueba del COVID-19 para ingresar al territorio, pero no hay ninguna autoridad nicaragüense que les brinde información al respecto, se queja el joven que anhela estar de regreso a su casa.

Aglomerados

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo está promoviendo la “aglomeración y el contagio de COVID-19”, pues los nicas están en un espacio reducido en el punto limítrofe.

“Al no permitir la entrada a los nicaragüenses varados en la frontera de Peñas Blancas está promoviendo la aglomeración y el contagio de COVID-19”, señaló el Cenidh.

nicas en peñas blancas

Este organismo defensor de derechos humanos reiteró que el régimen debe permitir el ingreso a Nicaragua de sus conciudadanos y tiene la “obligación de facilitar las pruebas de covid-19 y según su resultado garantizarles la salud, pero no dejarlos en la frontera”.

El jueves los nicaragüenses que están en esa condición habían decidido obstaculizar el paso de camiones y vehículo, como una forma de presionar a las autoridades, eran más de 800 furgones retenidos en la frontera, pero desistieron de la medida.

Los nicaragüenses, en su mayoría, perdieron el empleo que tenían en Costa Rica por la situación de la pandemia y decidieron retornar a su país.

El Colectivo de Derechos Humanos Nunca + cuyos integrantes, todos nicaragüenses exiliados en Costa Rica, realizaron una visita en el lugar y constataron la precaria situación en la que están los connacionales.

«Algunos llevan varados desde el domingo y manifiestan que han sido golpeados por la Policía de Nicaragua, como colectivo hacemos gestiones para que se pueda coordinar el ingreso, el Estado de Nicaragua sigue violentando los derechos de los ciudadanos», refirió Yader Valdivia, abogado de este colectivo.

 

+ posts

La Lupa es un medio con perspectiva de género y derechos humanos que surgió en mayo de 2019.